jueves, 14 de octubre de 2010

Tatín de manzana y pera

Tatín de manzana y pera
Tatín de manzana y pera, originalmente cargada por farandwell.

Ingredientes:
-4 manzanas
-1 ó 2 pera
-Masa de hojaldre (también vale masa brisa)
-Azúcar
-Canela
-Mantequilla

Preparación
Se unta el recipiente donde se va a hacer la tarta con mantequilla. Espolvoreamos un poco de azúcar sobre ella y reservamos. Es recomendable que tenga una base no muy grande y sea ligeramente alto.

Pelamos las manzanas y las cortamos a la mitada. Les quitamos el corazón y las colocamos en el molde con la zona del corazón hacia arriba. Se trata de cubrir toda la base con ellas. Después pelamos la(s) pera(s) y la cortamos. Con ella cubriremos los huecos que queden entre las manzanas. El objetivo es que no se vea la base del recipiente. Una vez hecho, espolvoreamos azúcar y canela al gusto.

Si no usamos la superchef, ponemos el molde al fuego (vale una sartén apta para horno) durante diez o veinte minutos a fuego mínimos para que se caramelice la fruta lentamente. Pasado este tiempo, retieramos del fuego.

Después, cogemos el hojaldre y lo cortamos en un tamaño apropiado para el molde. Lo mejor es que sea algo más grande. Lo pinchamos bien con un tenedor para evitar que durante la cocción se suba. Lo colocamos sobre la fruta y recogemos los borden hacia dentro, en dirección al fondo. Como si fueramos a hacer una pequeña cubeta. No lo dejemos muy tirante.

Lo introducimos donde lo vayamos a hornear. En este caso, la Superchef (programa horno/pasteles). El program tiene un tiempo de 45 minutos, pero no lo dejaremos acabar. A los quince o veinte minutos lo abrimos y vigilamos como está. Si el hojaldre está cocido (no quedará crujiente) y la fruta hecha, es el momento de sacar la tarta. En horno tradicional el tiempo será más o menos de veinte o treinta minutos  a 180 grados con calor por ambos lados.

A la hora de desmoldar, primero dejamos que enfríe y después, le damos la vuelta como una tortilla. Podemos servirlo con helado de vainilla en bola, o en sopa.

Comentarios:
Hice esta receta casi como si de un experimento se tratara. Tengo la Superchef hace meses, pero hasta la semana pasada no me lancé a usarla. Así que ahora estoy prueba que te prueba. Para quien lo sepa, la Superchef es un robot de cocina, aunque no al estilo de la Termomix. En la mía, los ingredientes los preparas apartes (cortar, amasar, etcétera). Ella se encarga del procesado (hervir, freír, calentar, hornear...). Es muy sencilla de usar y doy fe de que los sabores quedan muy muy conseguidos.

A mí, lo que más ilusión me ha hecho es que hornée, ya que no tenía dónde hacerlo. Pero ya he hecho varias recetas de primeros platos y quedaron de chuparse los dedos. Eso sí, aunque facilita el trabajo, que nadie piense que ya puede irse olvidando de hacer nada. Y para los impacientes: no, no es ultra rápida. Tarda lo que tiene que tardar. La ventaja es que la  puedes programar para que tenga la comida hecha cuando llegues. Por cierto, que no me pagan nada por decir estas cosas y el cacharrillo me lo compré yo mediante una promoción de un diario.

Por cierto, y hablando de la tarta. La tatín es una receta que nació en 1898 en un hotel del valle del Loira. Quienes lo regentaban, las hermanas Stéphanie  y Caroline, quisieron hacer una tarta de manzana tradicional, pero algo falló. Sin embargo, lo convirtieron en un nuevo postre.

Yo, en este caso, quise darle un toque algo personal añadiéndole una pera, y el resultado me ha gustado porque la manzana es más densa y dulce, sin embargo, la pera tiene un toque ciertamente más ácido que se complementa muy bien y sorprende también con su textura. Por cierto, que yo quise acompañar la tarta con una crema pastelera muy ligerita... pero deseché la idea en el último momento. Mejor solo o con algo fresquito. Otro día dejaré por aquí como hice la crema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio