sábado, 9 de julio de 2011

Ensaladilla rusa

Ensaladilla rusa con mahonesa
Ensaladilla rusa con mahonesa, originalmente cargada por farandwell.

Ingredientes:
- 6 patatas pequeñas y de tamaño parecido
- Un huevo
- Una zanahoria
- Una cebolla, preferiblemente roja
- Dos o tres latas de atún
- 4 pimientos asados en conserva
- Un puñado de guisantes
- Aceitunas verdes y negras



Preparación:

Ponemos a cocer las patatas lavadas, pero con piel, en un recipiente con abundante agua y sal. Podemos usar una cazuela normal o bien una olla exprés. En este último caso, la cocción no lleva más de diez o doce minutos. Una vez cocidas, las escurrimos y dejamos atemperar. Cuando se pueden coger sin quemarnos, se pelan y se cortan en dados de igual tamaño. Lo reservamos en un bol en la nevera para que vaya refrescando.

Por otro lado, cocemos un huevo hasta que esté duro (12-15 minutos), y los guisantes y una zanahoria pelada hasta que estén blandito. Cuando estas cosas estén en su punto, las sacamos, las enfriamos bajo el agua del grifo y las cortamos en dados pequeños. Añadimos todo a las patatas. Desmigamos el atún y hacemos lo mismo. Después, cortamos los pimientos en tiras y la cebolla en dados muy finas, y también lo añadimos a la mezcla. Por último, echamos las aceitunas escurridas, salamos, revolvemos con suavidad y dejamos enfriar en la nevera al menos una hora.

A la hora de servir, podemos acompañarlo de mahonesa o de una vinagreta.



Comentarios:

Lo habitual es que la ensaladilla rusa se mezcle con la mahonesa y se deje enfriar todo junto. Sin embargo, a mí me resulta algo pesado y lo prefiero con una vinagreta, por eso creo que lo mejor es dar la opción al comensal de que decida él con qué quiere aliñar el plato. Además, si no tiene salsa, se puede conservar sin problemas un día o a lo sumo dos en la nevera en perfectas condiciones.

La mahonesa puede ser comprada o casera, pero siempre ha de tener un sabor suave. Si optamos por hacerla nosotros, yo recomiendo usar la siguiente mezcla: un huevo, sal, un chorro de vinagre blanco y 200 ml de aceite de oliva de girasol. Su sabor no eclipsará el del resto de ingredientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio