domingo, 25 de septiembre de 2011

Bavaroise de café


Bavaroise de café, originalmente cargada por farandwell.


 Ingredientes:
- 1 taza de café expresso (o dos cucharaditas de café instantáneo)
- 100 ml. de leche
- 3 yemas de huevo
- 100 gramos de azúcar
- 3 hojas de gelatina
- 150 ml de nata para montar
- Galleta para decorar
- Pepitas de chocolate negro para decorar

Preparación:
Se hace el café, en mi caso, Indriya de Nespresso y se mezcla con la leche templada. Si es instantáneo, se calienta  la leche, se le echa el café, se mezcla y se retira del fuego. Se reserva. En un bol ponemos las hojas de gelatina a remojo con agua fría. También reservamos.

Por otro lado, batimos las yemas de huevo con el azúcar. Yo lo hago con la batidora y las varillas. Debe quedar una textura cremosa y con un color más claro que el de las propias yemas. Mezclamos esta preparación con la leche y lo ponemos a cocer al baño maría. Para ello, ponemos una cazuela grande al fuego con agua y cuando esté a punto de hervir, ponemos otra más pequeña en el interior con la mezcla. Revolvemos constantemente hasta conseguir una crema espesa, que envuelva la cuchara. 

Una vez conseguido, retiramos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida. Removemos hasta que esté todo bien disuelto y dejamos enfriar. Mientras tanto, montamos la nata (sin azúcar ni nada) con la batidora. Yo le dejo que adquiera una consistencia más bien sólida, como para fresas.

Una vez que la mezcla de café está a temperatura ambiente, le añadimos la nata. Usamos las varillas manuales con movimientos envolventes. Cuando esté bien integrado todo, vertimos la preparación en los moldes y dejamos enfriar en la nevera durante al menos dos horas. Podemos usar una flanera, un molde de cake, vasos... Sin embargo, si usamos un molde cuadrado tipo cake, por ejemplo, podemos usar un truco para que a la hora de desmoldar y presentar sea fácil: forrar antes el molde con papel film.

Comentarios:
Es un postre delicioso y de textura ligera. Lo vi en la aplicación para iPhone de Elle Gourmet y me animé a hacerlo sin pensar. Sin embargo, como no me gusta el café instantáneo, usé una tacita de expresso de un café que me gusta mucho de Nespresso (sí, soy de la secta): Indriya. Igual hay quien lo considera un crimen pero os aseguro que quedó delicioso.

Pese a lo que pueda parecer a primera vista, este plato es muy sencillo de hacer. La cuestión está en organizarse: sacar todos los ingredientes, medirlos y dejarlos a mano. A partir de ahí, coser y cantar, incluso el baño maría, que suena bastante más engorroso de lo que es.

Para servir se puede decorar con galleta pulverizada y pepitas de chocolate si se ha optado por hacerlo en un molde cuadrado. O también con nata montada o claras a punto de nieve, si se ha elegido la flanera. Yo también he utilizado vasos de yogur de cristal por cambiar un poco, y también he añadido azúcar glas y chocolate negro rallado para ponerlo vistoso.

Es un dulce resultón y muy apropiado para los amantes del café. Lo afirmo por experiencia.

1 comentario:

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio