martes, 4 de octubre de 2011

Ensalada de arroz con maíz


Ensalada de arroz con maíz, originalmente cargada por farandwell.
Ingredientes:
- Arroz
- Un aguacate maduro
- 125 gramos de salmón ahumado (o 200 si nos gusta mucho)
- Medio pimiento verde (que no sea italiano, sino carnosillo)
- 50 gramos de maíz dulce
- 150 gramos de tomates cherry
- Medio limón limón
- Laurel
- Sal
- Aceite
- Vinagre de nuez

Preparación:
Primero cocemos el arroz. Para ello, ponemos agua en una cazuela como si fueramos a hacer pasta. Cuando hierva, le añadimos sal al gusto (hay que recordar que el arroz necesita bastante para no quedarse soso), un chorro de aceite y dos hojas de laurel. Inmediatamente después de que vuelva a hervir, añadimos el arroz. La medida depende de lo que queramos hacer y lo que solamos medir: aproximadamente una tacita de café solo por persona. Y lo dejamos hervir destapado a fuego medio durante 15 ó 20 minutos y cuando esté en su punto lo escurrimos (sin pasarlo por agua fría) y reservamos.

El arroz debe estar cocido, con cierto toque melosillo, pero no pasado ni duro. Yo uso uno corriente: nada de Brillante o similares, ideales para otro tipo de preparaciones, pero que en esta no se adaptan al punto. En mi caso, el mejor es la marca blanca de mi supermercado, pero me consta que con el arroz SOS de toda la vida también queda perfecto.

Por otro lado, cortamos los tomates cherrys en cuartos, el aguacate y el pimiento en dados, y el salmón en tiras. Lo depositamos en un bol junto al maiz y lo rociamos de limón. Añadimos el arroz frío y removemos ligeramente hasta que se distribuyan todos los ingredientes y la ensalada está lista para servir. El aliño es muy fácil: tres partes de aceite por una de vinagre y sal. Sólo tiene de especial el vinagre, de nueces, traído de un viaje a Sarlat (Francia) y que le da un toque delicioso. Un caprichillo, vaya.

Comentarios:
No soy, o mejor dicho no era, mucho de arroces. No les acababa de pillar el punto de cocción, pero de un tiempo a esta parte eso ha cambiado. En este caso no hay mucho misterio, pero hay que evitar que se pase para que no quede como un engrudo. El toque del laurel y sal en abundancia hacen el resto. Pero lo fundamental es usar un arroz bueno. Yo he probado con arroz bomba (en este caso marca Eroski, pero la de caja negra) y con el arroz Sos de toda la vida, y me quedo con este último, por cierto. Pero, por favor, no uséis el arroz Brillante porque para esta receta no es el mejor.

El toque especial de este plato que en sí no tiene nada de misterio es el vinagre de nueces de Sarlat. Lo trajimos después de un viaje por la zona del Perigord en Semana Santa. Y sí, es una delicia que todo el mundo debería probar. ¿Precio? No lo recuerdo porque trajimos también aceite de nueces y paté, pero no tengo la imagen de que fuera un producto muy caro, para estar hablando de una 'delicatessen'. No sé si en España se vende este vinagre, creo que sí, pero seguro que en alguna tiendita 'on line' se puede encontrar. El mío es de la marca 'Domaine des terres rouges'. Si averiguo algo más al respecto, vendré a contarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio