domingo, 30 de octubre de 2011

Lasaña de carne al microondas

Lasaña de carne
Lasaña de carne, originalmente cargada por farandwell.

Ingredientes:
-Carne picada (con 400 gramos da para una lasaña generosa)
-Medio pimiento verde
-Medio pimiento rojo
-Medio pimiento amarillo
-1 cebolla roja
-3 cucharadas de tomate natural triturado
-Aceite
-Sal
-Orégano
-Tomillo
-Perejil
-1 vasito de brandy o vino blanco
-Placas para la lasaña
-Queso (por ejemplo, mozzarella y emmental rallado)

Para la bechamel
-Mantequilla (60 gramos)
-Harina (60 gramos)
-Cebolla (al gusto, pero picada muy muy finita)
-Leche (entre medio litro y 750 mililitros)
-Sal y nuez moscada

Preparación:
Empezamos por preparar la pasta para la lasaña. En mi caso, usé una de Gallo que no hace falta hervir. Basta con sumergir en agua caliente de 15 a 20 minutos. Lo ideal es calcular cuantas placas vamos a necesitar según la fuente donde vayamos a ordenarla. En mi caso fueron 12.

Después toca el turno de hacer la 'farsa' de la lasaña. Para ello cortamos los pimientos y la cebolla en cuadraditos pequeños y los sofreímos en un poco de aceite. La sartén donde lo hagamos ha de ser grande porque será ahí donde hagamos todo el relleno. Cuando la verdurá está hecha, ponemos la carne ya salada y la sofreímos. Es importante desmigarla bien y remover para que se haga todo. Dejamos unos minutos, hasta que veamos que la carne ha evaporado el agua. 

Una vez conseguido esto, echamos el brandy y dejamos que evapore el alcohol. Entonces es el momento de echar el orégano, el tomillo y el perejil junto con el tomate natural triturado. Como éste no suele llevar sal, podemos añadir un poco más. A partir de este momento se trata de dejar que la carne y las verduras se hagan mientras el tomate se reduce. Es muy importante no pasarse con la cantidad de este último porque el relleno tiene que quedar jugoso, pero no debe estar bañado en líquido.

Por otro lado, vamos preparando la bechamel. Ésta ha de ser ligera y untuosa, más clara que la de unas croquetas, si es posible. Para ello, ponemos la mantequilla en una sartén al fuego, echamos la cebolla, que ha de estar casi rallada y sofreímos. Cuando ésta ya adquiere un tono transparente, echamos la harina y dejamos que se tueste. 

Una vez llegado este momento, añadimos la leche. Lo recomendable es que esté a temperatura ambiente o templada. Y el truco para que no queden grumos es verterla poco a poco sin parara de remover con unas varillas. Poco a poco irá espesando. Cuando esto suceda, añadimos la sal y la nuez moscada al gusto. Dejamos cocer al menos quince minutos y ya la tendríamos lista.

El montaje de la lasaña es sencillos. Escurrimos las placas de pasta y cogemos la fuente donde vayamos a hacerla. Cubrimos el fondo con pasta, añadimos la carne, cubrimos con placas nuevamente, volvemos a poner carne y terminamos con otra capa de pasta. Por encima vertemos la bechamel con generosidad. Y terminamos con queso. Yo recomiendo desmigar mozzarella por encima y espolvorear emmental rallado. 

Es el momento de terminarla al horno o al microondas. En el primero con 15 minutos tiene suficiente. Si vemos que no se dora por arriba, ponemos grill. En el microondas el tiempo varía. Puede estar de diez a veinte minutos en función de la potencia y de la máquina. Yo la puse doce minutos en un programa que combina cocción y grill. 

Comentarios:
Nunca había hecho una lasaña. Me daba pereza porque me parecía una receta complicada, pero cuesta más explicar los pasos que hacerlos. La única complicación es conseguir una bechamel sin grumos, pero si no se nos da bien, en el supermercado vende unas hechas que nos resuelven la papeleta.

El truco para que quede jugosa es que la carne esté sabrosa y con el punto justo de melosidad. En esto influye mucho la cantidad de tomate. Si nos quedamos cortos siempre tiene solución. Y si aún así nos queda una 'farsa' seca, hay quien lo mezcla con bechamel para disimularlo y queda también estupendamente.

Una cosa muy buena que tiene este plato es que se puede dejar preparado con antelación para hornearlo justo en el momento en el que vayamos a consumirlo. Y sobra decir que, además, es una receta para lucirse ante invitados.

2 comentarios:

  1. con lo que a mi me gusta la pasta, que pinta tienee!

    besitos!

    ResponderEliminar
  2. que hambre me ha entrado a estas horas


    Besotes suiteros.Estamos de sorteo

    ResponderEliminar

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio