miércoles, 11 de abril de 2012

Mousse dos chocolates

Mousse dos chocolates
Mousse dos chocolates, originalmente cargada por farandwell.

Ingredientes:
- Dos huevos, separadas las claras de las yemas de manera independiente
- 50 gramos de chocolate blanco
- 50 gramos de chocolate negro (a partir del 65% de pureza)
- 65 gramos de azúcar (divididos en dos montones de 32 gramos más o menos)
- 15 gramos de mantequilla (divididos en dos partes iguales)
- 2 cucharaditas de agua

Preparación:
La mousse dos chocolates es un postre laborioso pero no tan difícil. Lo que requiere, sobre todo, es organización y trabajo previo. Lo primero que tenemos que hacer es separar las claras de las yemas de los huevos. Lo ideal, además, es hacerlo de modo independiente si no tenemos mucha maña a la hora de repartir cantidades.

Batimos las claras a punto de nieve. Primero sin azúcar, y cuando ya comienzan a blanquearse, les echamos un par de cucharaditas de azúcar a cada clara. Seguimos montando hasta que queden más bien duras. Es decir, que si le damos la vuelta al recipiente, no se caiga el contenido. Reservamos en un lugar frío.

Por otro lado, batimos las yemas con el azúcar restante. Deben quedar blanquecinas y algo espumosas. Por eso lo ideal es batirlo con una batidora de varillas. La velocidad debe ser la más alta que permita el electrodoméstico. También apartamos en un lugar frío.

En dos recipientes volcamos los chocolates por separado. Añadimos la mantequilla y el agua, y lo derretimos. Para ello podemos hacerlo al baño maría o al microondas, pero con cuidado. Una vez que el chocolate se ha disuelto, los tres ingredientes se han integrado, y la crema está templada (cuidado con la temperatura, no debe estar caliente) seguimos con el proceso.

Empezamos con el chocolate blanco. Lo mezclamos con una de las yemas batidas con azúcar con una varilla, e inmediatamente echamos un tercio de una de las claras a punto de nieve. Integramos bien y añadimos el resto de la clara. Ojo, hay que hacerlo con movimientos suaves y envolventes para que no pierda esponjosidad. Reservamos en frío.

Cogemos el chocolate negro y operamos de la misma manera. Añadimos la yema con el azúcar, mezclamos, echamos un tercio de la clara a punto de nieve, seguimos revolviendo, y terminamos con movimientos envolventes para añadir el resto de clara. Reservamos en frío.

Llega la hora de emplatar el postre. Se puede hacer en copas, vasos o platos, lo que más guste. Sin embargo, la presentación más llamativa es en copas o en unos vasos bonitos. Vertemos la mousse de chocolate negro de base y seguidamente la de chocolate blando. Si está bien hecho, no se mezclarán porque la consistencia no es líquida. Terminamos rallando piel de naranja sobre los vasos. 

Aún no se puede consumir. Habría que dejarlo reposar en el frigorífico un mínimo de una hora antes de servir. Sin embargo, lo más recomendable es prepararlo de un día para otro. Así la mousse adquiere la consistencia conveniente: esponjosa.


Comentarios: 
Es un postre laborioso, pero con un poco de maña se hace en un pispás. El truco es organizarse bien y prepararlo todo antes de ponerse manos a la obra. Al ser una mousse con dos chocolates lo ideal es dividir los ingredientes como si fueran dos mousses independientes, tal y como describo. Aunque también se pueden batir las yemas y las claras juntas, pero no lo recomiendo porque para esto hay que tener tablas.

A la hora de emplatar se puede dar un toque a la mousse poniendo una base crujiente. ¿Cómo? Machacando el fruto seco que más te guste después de haberlo tostado... O poniendo una base de galletas rotas. En este caso, queda muy bien romperlas de manera gruesa, mezclarlas con un poco de mantequilla y tostarlo todo al horno hasta que esté seco para reforzar la textura, aunque no es necesario. 

Otra cosa es darle un toque de naranja, bien como en esta receta rallando naranja para adornar, o bien utilizar la rayadura en la mousse de chocolate negro para reforzar su sabor. Es una mezcla espectacular... aunque con mesura. Con fresas no me atrevería a decir lo mismo, pero todo es probar...

1 comentario:

  1. Menuda pinta tienen, que rico!!

    Bueno esto y todo lo que acabo de ver por el blog, menuda artista de la cocina!

    www.infinitawishlist.com

    ResponderEliminar

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio