domingo, 6 de mayo de 2012

Tartaleta salada de espárragos trigueros y salmón


Ingredientes: 
- Un paquete de masa brisa (pasta quebrada)
- 400 ml de leche evaporada
- 3 huevos
- 2- 3 patatas medianas
- 200 gramos de salmón (fresco o ahumado)
- 8-10 espárragos trigueros
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Preparación:
Lo primero que hay que hacer es preparar la masa. Para ello, la desenrollamos y la colocamos en el molde. Como yo uso el recipiente de la superchef y es muy difícil de desmoldar, utilizo el mismo papel en el que viene (si las instrucciones lo permiten), o bien en uno sulfurizado, para ayudarme a sacarla cuando está terminada. Una vez en el molde, pinchamos la base y colocamos unas legumbres (garbanzos o lentejas en una malla) sobre ella. La metemos al horno (o superchef en mi caso) durante 10 ó 15 minutos. 

Mientras tanto, quitamos la parte dura a los espárragos trigueros y los echamos en agua salada hirviendo durante tres minutos. Por otro lado, lavamos las patatas sin pelar, las pinchamos varias veces y las metemos al microondas en una bandeja durante 8 minutos a máxima potencia. Ojo, el tiempo va en función del tamaño de los tubérculos. A mitad de la cocción, les damos la vueltas y dejamos que se hagan. Luego, las sacamos, dejamos que templen y las pelamos. Lo último que hacemos con ellas, las cortamos en rodajas de grosor medio, las salamos y las reservamos junto a los espárragos.

Batimos bien los tres huevos con ayuda de unas varillas. Cuando lo hemos logrado, vertemos la leche evaporada, las sal y la pimienta y mezclamos todo muy bien. También preparamos el salmón: si es ahumado, lo cortamos en trozos de tamaño medio; si es crudo, lo cortamos en tacos pequeños y lo marcamos en la sartén.

Es el momento de montar la tartaleta. Sacamos el molde con la masa del horno y colocamos en el fondo las rodajas de patata. Vertemos la mitad de la mezcla de los huevos y la leche. Añadimos el salmón repartiéndolo por toda la superficie y echamos el resto del líquido. Por último, colocamos los espárragos de una forma decorativa y horneamos. En unos 20 o 30 minutos la crema habrá cuajado y será hora de sacar nuestra tarta. Dejamos que enfríe un poco para desmoldarla y la servimos templada.

Comentarios:
Esta receta pertenece a Su, de webos fritos. La vi en el blog y tenía una pinta tan estupenda que no me lo pensé dos veces y la hice pese a que nunca antes había usado leche evaporada en una receta de este tipo. La verdad es que con nata la crema queda más basta, sin embargo, con la receta de Su queda finísima. Además de que el sabor que le da es ligeramente distinto.

Lo ideal es hacer la receta en horno y, por tanto, utilizar un molde para quichés que le da un aspecto muy bonito. Sin embargo, como yo no tengo (todavía) uso la Superchef (y no, no me paga nadie por ello, me la compré yo con mi carterita), su pinta es un tanto diferente. Es más gruesa porque el diámetro de mi recipiente es menor, y los bordes quedan más feos, pero no influye para nada en el sabor.

Es un plato ideal para tener preparado y dar un calentón justo antes de servir. Nos arregla una cena, por ejemplo, o nos complementa una comida con invitados sin dar mucho trabajo en el último momento. También se puede consumir en frío, por lo que podemos llevarla en el 'tupper' hasta el fin del mundo, aunque con la precaución que conlleva un plato que incluye huevos en su receta, sobre todo en verano.

Por cierto, la foto la hice nada más sacarla del molde con el móvil. Iba a hacerle otra con la cámara a la vuelta del trabajo, pero no dio tiempo. Señal de que estaba realmente rica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio