domingo, 5 de agosto de 2012

Helado cremoso de avellana

Helado cremoso de avellana
Helado cremoso de avellana, originalmente cargada por farandwell.

Ingredientes
- 150 gramos de avellanas tostadas y peladas
- 500 ml de leche entera (para intolerantes a la lactosa, se puede usar la de Kaiku)
- 200 gramos de azúcar
- 3 yemas de huevo (si los huevos son XL, puede que baste con 2)
- 1 cucharadita de cacao sin azúcar
- media cucharadita de esencia de vainilla en polvo (si es líquida, la dosis es una cucharadita, no más)
- Una pizca de sal
- 1 cucharada de licor de avellanas (opcional, yo no se la pongo)

Preparación:
Lo primero que hay que hacer es machacar los frutos secos. Para ello es recomendable usar una picadora, cuyas cuchillas son más resistentes que las de la batidora, pero si no tenemos, con cuidado y paciencia lo podemos hacer con ésta. El tiempo que nos llevará convertir las avellanas en una pasta será de unos diez minutos. El fruto tiene que pasar de estado sólido, a polvo y luego a crema. Es posible que incluso se vea como se empieza a separar el aceite de la pasta. Una vez conseguido, lo reservamos.

Del medio litro de leche, separamos medio vaso de agua y ponemos el líquido restante en una cazuela antiadherente. Echamos el azúcar, la vainilla y el cacao y lo removemos bien. Su misión es hervir. Mientras tanto, mezclamos las yemas de huevo con la leche restante. Cuando la mezcla al fuego alcance el punto de ebullición, lo retiramos del fuego hasta que temple y añadimos las yemas y la leche removiendo sin cesar. Lo volvemos a poner al fuego y dejamos que espese. Serán unos cinco minutos más o menos.

Una vez que hemos conseguido una crema muy ligera, sacamos del fuego y le añadimos la pasta de avellana y una pizca de sal (si queremos, también es el momento de poner el licor de avellana), removemos bien y los ponemos en un recipiente a que enfríe, para luego llevarlo a la nevera. Es conveniente que esté fresco para seguir trabajando. Yo lo suelo dejar de un día para otro.

Una vez a la temperatura adecuada, sacamos la heladera, la ponemos en funcionamiento y vertemos la crema. En mi aparato tarda entre 30 ó 40 minutos en montarse adecuadamente. Con la textura ya conseguida, lo guardamos en un tupper en el congelador hasta la hora de consumir. Es recomendable sacarlo cinco minutos antes de consumir para que adquiera mejor textura.

Si no tenemos heladera (la mía es del Lidl y fue muy barata), tendríamos que meter la crema en el congelador y batirla cada veinte minutos o media hora durante las dos primeras para evitar que cristalice. Es más engorroso y da más trabajo, pero también queda bien.

Comentarios:
Esta receta pertenece al blog Uno de dos, un imprescindible para los amantes de los fogones y es muy facilita. Yo apenas he variado el modo de preparación. Lo único que he cambiado es cómo añadir las yemas de huevo porque de la forma que recomienda Pamela, que es la manera ortodoxa para una crema inglesa, se me cortaban. Aún así, aconsejo que si tenemos dudas o no somos muy mañosos, dejemos casi enfriar la leche con el azúcar, el cacao y la vainilla antes de añadir las yemas para evitarlo.

Como veis, este helado se puede adaptar para intolerantes a la lactosa. De hecho, yo lo hago con leche entera Kaiku. Digo la marca no porque me pague, sino porque esta sí es apta para los que tiene este problema al no tener nada de lactosa. Hay otras leches que son bajas en este componente, pero no son adecuadas para los intolerantes. Y lo digo por experiencia. Con leche de soja no se me ha ocurrido probar a hacer la receta, pero no sé si dará buen resultado. 

Sin embargo, no es apta para alérgicos al huevo. Para estos, hay otras recetas parecidas a ésta como la de Recetas de rechupete, pero cuyo ingrediente graso principal es la nata (además de la avellana). Una cosa a tener en cuenta es que la cremosidad de un helado depende de esto y de si lleva o no alcohol, que es otro componente que evita que se formen cristales.

3 comentarios:

  1. Estoy mirando todas tus recetas y tienen una pinta alucinante... mi compañera de al lado acaba de decir "para ya, deja de ponerme los dientes largos que mira que hora es y sólo tengo una manzana" jajaja. Me encanta y te me guardo para probar más de una cosa mmm...

    ResponderEliminar
  2. Jajaja. Gracias, gracias... Soy un poco procrastinadora y a veces tardo en colgar cosas, pero este es mi libro de recetas, así que antes o después acabo colgándolas.

    ResponderEliminar
  3. Con ligeras modificaciones pero está enfriando en la nevera. Mañana a la heladera y a ver qué sale. Aunque me cuesta no comerme un par de cucharadas por el camino, jajaja. Qué bien huele a avellanas :)

    He llegado de casualidad, pero me quedo por aquí :P

    ResponderEliminar

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio