miércoles, 12 de septiembre de 2012

Empanada de atún especial

Empanada de atún especial
Empanada de atún especial, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Buen rollito, amigos. Esto es lo que evoca esta supercanción de Manel... Eso y mis vacaciones en la Costa Brava (que tienen su propia banda sonora en Spotify). I'm loving it, my friends!

Ingredientes:
-Una lámina de hojaldre (la mía es comprada y fresca, pero vale congelada e, incluso, hecha en casa)
-Media cebolla
-Medio pimiento verde
-Un cuarto de pimiento amarillo
-Unas cucharadas de tomate frito
-Tres latas de atún (puede ser en aceite, pero hay que escurrirlo bien, o al natural)
-Aceite

Modo de preparación:
Cortamos la cebolla y los pimientos en dados pequeños y los sofreímos en una sartén con un poco de aceite. Con dos cucharadas bastará porque es importante que no quede aceitoso. Cuando empiece a dorarse echamos el atún que previamente habremos desmenuzado y escurrido bien.

Lo dejamos cocinarse junto un minuto y echamos el tomate frito. La cantidad va un poco a ojo. Yo suelo echar unas cuatro cucharadas, de tal manera que la farsa de la empanada quede jugosa, pero no caldosa para que luego la masa no se reblandezca y se rompa después. Lo sofreímos todo junto dos minutos y retiramos del fuego.

Es el momento de meter las manos en la masa. Como yo he usado una placa fresca, lo único que he tenido que hacer es desenvolverla, estirarla con cuidado (ojo, no debe quedar fina como el papel o se nos rompería). Pongo la farsa en el medio y recojo los bordes hasta el centro para que quede tapada. En este caso la lámina es circular, pero con una cuadrada se hace de igual modo. Y al horno.

Yo la dejo sobre el papel que trae y la horneo hora y media. En horno convencional, depositamos en una bandeja con el propio papel de la placa y la dejaríamos unos 45 minutos a 180 ó 200 grados. Una vez pasado el tiempo, vemos si ha quedado cocida y dorada, y ya está lista. Se puede tomar templada o fría. Está igual de buena.

Comentarios:
Esta receta no es sencilla, es lo siguiente. Y resultona no digamos. Yo la hago mucho porque se prepara en un pispás y me permite llevármela a la oficina para cenar, sin necesidad de calentarla. Como todas las empanadas. Aunque esta es especial por la forma y el modo en que la hago. Como sabéis, uso muchísimo la Superchef, un robot de cocina que permite cocinar de varias maneras y, sobre todo, hornear. En mi cocina no tengo horno (lo hecho muuuucho de menos, pero nobleza obliga), así que este aparatito que tengo me salva de muchas.

Por supuesto, que nadie piense que Superchef me paga algo por usarlo, porque yo me lo compré con esta carterita... La Thermomix se me iba un poco de presupuesto, no nos vamos a engañar. La forma de la empanada viene dada por el recipiente del robot, que es redondo, con 20 centímetros de diámetro, por lo que hay que adaptarse a él. Pero puedo decir que a mí me funciona a las mil maravillas. A la vista está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio