domingo, 16 de septiembre de 2012

Fichando recetas en foodgawker

Los domingos me he propuesto publicar una entrada de tema libre, aunque relacionada, obviamente, con la cocina o la fotografía (algo muy importante en este blog) bajo la etiqueta 'apuntes de domingo'. La razón es dar vía libre a esos temas que me voy apuntado como curiosos e interesantes en papelitos, el móvil, los marcadores del navegador... Y que luego pierdo o no me acuerdo de dónde los guardé. 

Hoy voy a hablar de foodgawker. Se trata de una red que exhibe fotografías de comida de una calidad superior. Sus autores envían las imágenes para que luego un equipo seleccione aquellas que cumplen las reglas de calidad del sitio y las publique en el sitio. Además, se puede acceder a la receta original (en el o los idiomas en que las haya escrito su cocinero) pinchando en la información adicional, permite interactuar en otras redes sociales, etc. 

Esto es un pantallazo de las últimas ocho fotos subidas hoy
El idioma predominante de esta red, que se creó en 2008, es el inglés. Y de hecho, si no me equivoco, la mayoría de sus usuarios son anglosajones. La verdad es que no recuerdo cómo llegué a este espacio, supongo que a través de alguno de los blogs que sigo, pero me encantó. Las imágenes que se pueden ver son increíbles y si, como a mí, te gusta la Fotografía, da muchas ideas. Hay imágenes que parecen auténticas láminas publicitarias. La única pega es que no incluye los datos Exif.

Cualquiera puede acceder a la galería e, incluso, abrirse un perfil para guardar en sus favoritos aquellas fotos o recetas que más le han gustado. Pero lo que no es tan fácil es lograr que te cuelguen una instantánea propia. El jurado, si se le puede llamar así, es muy exigente con la iluminación, el enfoque, la composición y el balance de blancos. Así que cuando no cumple los requisitos, avisan a su autor de que no cumple los estándares para tener un hueco. 

Por cierto, sus creadores también han creado otras redes similares con nombres como craftgawker y weddinggawker.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio