jueves, 4 de octubre de 2012

Berenjenas carnívoras

Berenjenas rellenas de carne
Berenjenas rellenas de carne, originalmente cargada por farandwell.

Musica para acompañar (*)
(*) Esta canción es absolutamente imprescindible. Yo tardé en darme cuenta, pero desde entonces no hay semana en que no me venga a la cabeza un par de veces. Además, si os gustan las portadas de discos, las de este grupo tiene un punto

Ingredientes 
- Una berenjena por persona si es plato único, sino, media berenjena por cabeza (en este caso eran dos)
- 100 gramos por persona de carne picada de vaca
- Un tomate por cada dos personas
- Medio pimiento verde por cada dos personas
- Media cebolla por cada dos personas
- Sal
- Pimienta
- Queso rallado 
- Aceite

Preparación:
Preparamos las berenjenas para cocerlas. Para ello quitamos el pedúnculo lo más arriba posible y las cortamos a la mitad longitudinalmente. Cogemos una mitad y con la punta del cuchillo hacemos unas incisiones en la carne: primero siguiendo el contorno de la hortaliza, y luego haciendo rombos en la pulpa. Repetimos con el resto. 

Las cocemos en el microondas durante unos cinco - siete minutos en una bandeja tapada, pero que deje pasar el vapor. Ojo, no nos pasemos con el tiempo: es mejor empezar con menos y repetir minuto a minuto hasta dar con el punto adecuado. Cuando están listas, las sacamos. Quitamos la pulpa con ayuda de una cuchara y mucho cuidado, y la cortamos en dados pequeños. Reservamos la piel y la carne por separado.

Mientras tanto, picamos la cebolla y el tomate y lo sofreímos en una sartén con una pizca de sal. Cuando esté pochado, añadimos la carne, salpimentamos y desmenuzamos mientras se hace con el calor. Cuando la carne ha perdido su color rojo, añadimos el tomate pelado y cortado en dados, y la pulpa que ya teníamos desmenuzada. Dejamos que se haga todo junto, probándolo en algún momento para rectificar de sal en caso de ser necesario. 

La farsa estará lista cuando coja una textura un tanto cremosa y jugosa. Entonces, rellenamos la piel de las berenjenas con mimo y espolvoreamos queso rallado. Justo antes de llevar a la mesa le damos un golpe de grill para que éste se deshaga y listo para hincarle el diente.

Comentarios: 
Creo que este fue uno de los primeros platos elaborados que me aventuré a hacer en mi época de piso de estudiante. Y oye, nos gustó mucho así que me lo apunté en la lista de recetas queda-bien. Yo lo suelo hacer como plato único porque hay que decir que alimentar, alimenta. Y eso que en vez de hacer una bechamel para napar el relleno, yo opto por el queso para dar un toque cremoso 'on the top'.

Trucos para ponernos manos a la obra hay pocos que no haya dicho ya. Obviamente si queremos un buen resultado hay que escoger unas berenjenas lo más frescas posible (el pedúnculo ha de estar verde y la piel tersa) y una carne lo mejor que podamos. Con respecto a esto último yo uso carne picada solo de vaca y, a ser posible, sin sebo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio