lunes, 15 de octubre de 2012

Carne de domingo

Carne guisada
Carne guisada, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Y hablando de clásicos, una versionaza increíble de un grande. 

Ingredientes:
- 400 gramos de carne de añojo (lo mejor es aguja) en dados
- Dos zanahorias grandes
- Dos tomates maduros
- Dos cucharadas de tomate frito
- Una cebolla y media
- Un ajo
- 50-75 gramos de guisantes frescos
- Un vaso de vino blanco (opcional)
- 200 gramos de agua (o caldo de carne) 
- Una hoja de laurel
- Aceite
- Sal

Ingredientes:
Preparamos las verduras para cocinar el guiso. Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas. Pelamos y cortamos los tomates en dados. Cortamos las cebollas en 'brunoise'. Pelamos el ajo y lo dividimos en dos mitades.

En la olla express donde vayamos a cocinar la carne echamos el aceite, unas cuatro cucharadas, y lo ponemos al fuego. Cuando esté caliente, doramos el ajo y lo retiramos. Luego, pochamos la cebolla. Pasados cuatro minutos añadimos la zanahoria y rehogamos de nuevo. Por último, añadimos el tomate en dados y el frito.

Salpimentamos la carne y la echamos al fuego sobre el sofrito. Dejamos que se haga todo junto para que la carne se selle por todos los lados. Cuando lo hayamos conseguido, añadimos el vino blanco, el agua (que debe ser suficiente para que no se queme durante la cocción, pero sin pasarnos), los guisantes y una hoja de laurel. Rectificamos de sal y cerramos la olla.

Dejamos que coja presión y lo mantenemos a fuego medio-suave durante 20 minutos (o según recomiendo el fabricante de nuestra olla). Cuando podamos abrir la cazuela, probamos la salsa y rectificamos nuevamente de sal si fuera necesario. Dejamos que cueza cinco minutos destapado (o más tiempo si nos hemos pasado con el agua hasta que reduzca).

Comentarios:
Esta es la carne que se comía todos los domingo de fiesta en mi casa cuando era pequeña. A veces se le añadía champiñones y patatas. Pero en esencia esta es la receta original. Como veis, yo soy muy de clásicos porque siempre he comido así en casa. Entonces se buscaban platos que alimentasen, pero que no tuviesen mucha grasa porque no todos podían darse al 'moje'. Así que estamos ante una receta muy equilibrada. Además, aguanta muy bien prepararla con antelación (yo díría que está hasta más rica) y el tupper.

Cuando era chica no me gustaba mucho la carne (a veces era hasta un poco gelatinosa y esa textura no la toleraba), pero me relamía con la salsa, cosa que sigo haciendo. Por supuesto, me pongo de pan hasta las cejas. En mi caso, prefiero que el caldo tenga sus tropezones, pero si a alguno de vosotros no os gustan, se puede pasar por la batidora. Eso sí, después la ponemos de nuevo al fuego con la carne cinco minutos más.

A la hora de preparar este plato tenemos que tener cuidado con la carne. Debemos elegir una que quede tierna y jugosa a la hora de guisarse y lo más recomendable es carne de añojo. En concreto, de aguja, que es una zona por debajo del cuello de la vaca. Usar otras zonas más nobles no merece la pena porque no nos asegura que vaya a quedar más rica.

Otra cosa importante es saber usar la olla. Y no me refiero solo a la parte técnica: cerrarla, bajar el fuego cuando empieza a hervir y abrirla cuando la presión lo permita. Me refiero a dominar los tiempos de cocción de los alimentos. Esto se aprende leyendo los consejos del fabricante y practicando, por lo que no debemos tener miedo en intentarlo cuantas veces sea necesario. La técnica ensayo-error es básica.

Postdata: Si alguien vio esta entrada anoche, es que soy una torpe y le di a publicar en vez de guardar. Ejem... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio