martes, 9 de octubre de 2012

Pavo mandarino

Pavo con mandarina
Pavo con mandarina, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Esta canción la descubría gracias a la radio de Spotify... ¿A que mola?

Ingredientes
- 350 gramos de pavo en dados

- 2 mandarinas

- 75 gramos de champiñones frescos (enteros, en cuartos o en láminas)
- Zumo de una naranja y dos mandarinas
- Sal
- Aceite
- Curry 
- Estragón

Preparación:
En una bandeja para horno echamos el pavo en dados y lo salamos. Añadimos las dos mandarinas en gajos, con la piel incluida, y un chorro de aceite. Lo horneamos durante 15 minutos a 180 grados. Mientras tanto, preparamos el zumo de naranja y mandarina. Os recomiendo que sea hecho por nosotros porque los comprados suelen llevar azúcares y su sabor es menos ácido. Limpiamos los champiñones y, si son grandecitos, los cortamos en cuartos o los laminamos.

Después de que el pavo haya estado 15 minutos al calor, añadimos los champiñones y el zumo. Espolvoreamos un poquito de curry y estragón al gusto. Y dejamos que se haga todo junto de cinco a diez minutos más. El tiempo dependerá sobre todo de la salsa y ojo con el tema porque nos debe quedar algo de jugo espesito, eso sí. Si el líquido se nos consume podemos añadir más zumo y dejar que se haga otro poquito. Con un par de minutos sería suficiente.

Servimos solo o acompañado de arroz blanco. Y sí, el que quiera puede comerse los trozos de mandarina pese a que tengan piel porque está buenísima.

Comentarios:
¡Que viva el vino!... ¡ Y el pavo! ¡Y el pollo, claro! Os presento otra receta de ave para eso días en que nos apetece algo rico, sano y que no nos dé mucho trabajo. Eso sí, el resultado de este plato rollo oriental depende de nosotros. Tenemos que tener ojo con los tiempos de cocción porque cada horno es un mundo. También es importante elegir buenos ingredientes, sobre todo en el apartado de las mandarinas que vamos a cortar en gajos. Sería interesante que fueran de las que tiene la piel fina y pegadita. Por cierto, que cuando más ácidas, más rico el resultado. 

Otra cosa importante es que no se debe usar pechuga de pavo porque el corte es tan fino que en el horno se nos quedarían sequísimas. Aprovechaos del carnicería-pollería para que os pique la carne, o comprad vosotros la pieza y hacedlo en casa. Merece la pena. Y si sois unos locos por el pollo, adelante con el cambio, esta preparación también le siente muy bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio