lunes, 22 de octubre de 2012

Pollo con nostalgia oriental

Pollo con almendras
Pollo con almendras, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) La canción y la receta no tienen mucho que ver, pero ambas me gustan por separado y me recuerdan cosas muy similares

Ingredientes:
- 400 gramos de pollo en tiras (pueden ser filetes de pechuga cortados)
- Un puñado de almendras crudas
- Media cebolla (blanca o morada)
- Dos zanahorias
- Medio calabacín
- 200 gramos de champiñones enteros 
- 250 mililitros de caldo de pollo (se puede poner algo más si queremos que abunde la salsa)
- Una cucharada y media o dos de salsa de soja
- Una cucharadita o dos de harina de maíz (maicena para espesar)
- Un chorro de jerez o vino blanco
- Sal

Preparación:
El elemento estrella del plato son las almendras, que tendremos que tostar para realzar su sabor. Para ello, las ponemos en una sartén sin aceite a fuego mínimo y dejamos que adquieran color poco a poco moviéndolas de vez en cuando. Mientras tanto, vamos a preparar la carne. Es recomendable usar filetes de pechuga de pollo y cortarlos en tiras, pero también podemos usar muslos que deberemos deshuesar y cortar en dados no muy grandes. Salpimentamos la carne y reservamos.

Por otro lado, preparamos las verduras. Cortamos la cebolla en dados que no sean muy pequeños, pelamos y picamos la zanahoria en rodajas o mitades, pelamos y cortamos el calabacín también en cuadrados, y, por último, limpiamos los champiñones y los partimos a la mitad o en cuartos. Asimismo, deshacemos la harina de maíz en el caldo y añadimos la salsa de soja. Reservamos también.

Ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite y echamos el pollo en varias tandas. Lo doramos a fuego fuerte (esto es muy importante para que se haga sin perder los jugos) y lo guardamos. En los jugos que quedan en la sartén, hacemos la verdura. Si es necesario, añadimos más aceite. Empezamos echando la cebolla y la zanahoria. A los dos minutos añadimos el calabacín, y dos minutos después, los champiñones. Dejamos que sofría a fuego suave todo junto hasta que esté blando. 

En ese momento, regamos con el vino sin retirar del fuego y dejamos que se evapore el alcohol. Añadimos las almendras y el caldo, le damos candela y cuando comience a hervir, echamos el pollo y dejamos que se haga todo junto unos cinco minutos, hasta que la salsa espese. Es conveniente probar de sal antes de apagar el fuego, por si tuviéramos que añadir sal o más soja (aunque cuidado con pasarnos con ésta porque podríamos arruinar los sabores).

Comentarios:
¿Quién no ha comido pollo con almendras en un chino? Ésta es una receta con cierto toque oriental, aunque no es la que más se parece a esa que sirven en los restaurantes. Faltaría echarle setas y bambú, pero yo casi lo prefiero así. Además, no me gusta pasarme con la soja porque creo que arruina el resto de sabores y aromas. 

Este plato, ademas de rico, aguanta muy bien de un día para otro y el tupper, con lo que podemos permitirnos eso de llevarlo a la oficina y dar envidia en el comedor. Aunque en este caso, si te gusta la verdura, te recomiendo no hacerla demasiado para que luego, con el microondas, no se pase. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio