viernes, 2 de noviembre de 2012

Guacamole jotamásge

Guacamole
Guacamole, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Y que viva México... 

Ingredientes:
- Dos aguacates maduros (esto es muy importante)
- Un cuarto de cebolla (blanco o morada) pequeña
- Un tomate pequeño y maduro sin piel ni pepitas (opcional)
- Unas hojas de cilantro
- Medio chile rojo (o jalapeño, o guindilla) (opcional)
- Un chorro de zumo de limón
- Sal
- Totopos o nachos para acompañar

Preparación:
Cortamos la cebolla en dados muy pequeños y finos. Hacemos lo mismo con el tomate. Picamos las hojas de cilantro y el chile -en mi caso, la guindilla-, sin pasarnos en la cantidad con ninguno de los dos ingredientes para no quitarle el sabor a la mezcla. Lo unimos todos y reservamos.

Pelamos los aguacates y los cortamos en dados groseramente. Es hora de hacerlo puré con ayuda de un tenedor. Cuando lo tenemos, añadimos un chorro de zumo de limón, sal y la mezcla reservada. Removemos suavemente para que se integre todo bien y probamos. Si es necesario, añadimos más sal, limón o cilantro. Y listo para servir.

Comentarios:
A mí me rechifla la comida mexicana, que no puede decirse que sea de fácil digestión, pero bueno. Siempre que voy a mi restaurante mexicano favorito pido totopos con queso... pero últimamente me ha dado por los totopos con guacamole. La versión casera que yo me hago supone comprar unos triángulos de maíz (que no totopos) e, incluso, el guacamole preparado.

Pero hete aquí, que la última vez decidí que iba a ser yo quien lo hiciera todo todo y todo. Y aquí está. No tiene nada que envidiar al fresco que venden en el super y mejora sobrehumanamente la versión embotada. Hay tantas recetas como pueblos en México porque cuando estuve buscando la original me encontré de todo. Hay quien no le echa limón o tomate, quien añade comino, pimienta, etc. En algunas partes del país centroamericano incluso le ponen leche o nata. Y yo, como no encuentro chiles ni jalapeños, uso guindilla

Pero en lo que sí coinciden todas es en que el aguacate tiene que estar triturado. Si lo pusiéramos todo picado estaríamos ante otra receta mexicana: pico de gallo. Sin embargo, al parecer, está muy de moda presentarlo así, así que ojo. Yo lo que sí creo es que, inevitablemente, ni sabe igual, ni se disfruta de igual modo.

Para los vaguetes, puedo decir que no se tarda mucho tiempo en hacer el guacamole ni es demasiado costoso. Eso sí, es recomendable servirlo cuanto antes para que no se oxide. Si lo vas a reservar para otro momento, tienes que tener algunas precauciones: es recomendable rociarlo con algo más de limón y guardarlo en un tupper que cierre al vacío, tapándolo antes con papel film bien pegadito a la masa.

Por cierto, esta receta va hoy con dedicatoria especial. De ahí su nombre.

3 comentarios:

  1. me encanta tu blog... como te puedo seguir que no me sale??

    ResponderEliminar
  2. Gracias :) no me habia dado cuenta de que solo he puesto actualizaciones por mail para seguirme. Ahora mismo investigo para poner más métodos a mano

    ResponderEliminar
  3. Ah, siempre me pregunté qué era el 'pico de gallo'.

    ResponderEliminar

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio