domingo, 2 de diciembre de 2012

Bizcocho 'double face'

Bizcocho dos chocolates
Bizcocho dos chocolates, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Soy una loca de las listas, como el protagonista de 'Alta fidelidad', la novela de Nick Hornby, así que en Spotify me suscribo a varias, como la de Blog Europa de TV3, que me descubrió esta joyita

Ingredientes:
- 125 gramos de chocolate negro (al 70% de pureza)
- 125 gramos de chocolate blanco
- 200 ml. de nata líquida (18% de materia grasa mínimo)
- 80 gramos de harina
- 80 gramos de azúcar
- 50 gramos de avellanas
- 2 huevos
- Un sobre de levadura

Preparación:
Esta es otra receta de esas en las que la organización es la clave. Se trata de hacer dos masas por separado, la de chocolate blanco y la de chocolate negro. Así que lo mejor es dividir todos los ingredientes en dos e ir haciendo los procesos poco a poco.

Empezaremos batiendo los huevos, cada uno en un recipiente y reservándolo. Por otro lado, picamos las avellanas tostadas. No es necesario que queden pulverizadas, lo mejor es que queden machacadas en trozos irregulares y de tamaño medio o grande. Si no hemos dividido en dos partes los ingredientes (frutos secos, harina, azúcar, nata y levadura), es el momento de hacerlo para seguir con el procedimiento de la receta.

Ahora, fundimos cada chocolate con 100 mililitros de nata. Lo mejor es hacerlo en microondas de tandas de 30 segundos hasta que se haya derretido la parte sólida. Mezclamos con una cuchara y dejamos que enfríe un poco. Cuando haya templado, añadimos el huevo batido. Si no hemos esperado el tiempo suficiente, éste se cuajará. Y si nos hemos pasado esperando, el chocolate se habrá vuelto a solidificar.

Una vez mezclados los chocolates con los huevos, añadimos 40 gramos de harina, 40 gramos de azúcar, la mitad del sobre de levadura y 25 gramos de avellanas a cada bol. Removemos bien hasta integrar todos los componentes. Quedarán dos masas consistentes, pero no duras, sobre todo en el caso del chocolate blanco (yo a este recipiente le añadí una cucharada y media de harina más para que no quedara muy líquida).

Encamisamos un molde para el horno y vertemos la masa de chocolate negro. Encima, y con mucho cuidado, ponemos la blanca. Un truco es poner una cuchara para que el chorro no haga hueco en la anterior capa y se reparta suavemente por encima. Lo metemos al horno y dejamos que se haga unos 45 minutos. Por efecto del calor, las masas se mezclarán haciendo dibujos. El bizcocho estará listo cuando al pincharlo con una brocheta, ésta salga limpia.

Comentarios:
Esta receta es la misma que la del brownie dos chocolates al microondas. Lo único que varía es el método de cocción (cinco minutos al máximo en el micro y reposo de otros cinco antes de sacar el recipiente y dejar enfriar sin desmoldar). Sin embargo, yo probé a hacerla al horno porque de la otra manera no me quedaba muy bien. De sabor estaba perfecto, pero de pinta estaba feo.

El resultado es un bizcocho más seco y de sabor más suave, pero con un aspecto llamativo. Es ideal para acompañar el café del desayuno, o para una merienda contundente. También podemos salsearlo con una crema ligera de chocolate o acompañarlo de helado, como un brownie, y servirlo de postre.

Para los más golosos, incluso se podría rellenar con crema pastelera (o de más chocolate si estamos ya perdidos por este dulce y queremos hacer algo similar a una 'muerte por chocolate')) y cubrir con algún 'frosting'. Por ejemplo, mezclando queso fresco (150 gramos), mantequilla (50 gramos) y azúcar (75 gramos). Si queremos que tenga color, no hay más que añadir colorante alimentario. Luego, con una manga pastelera, podemos cubrir y decorar de la forma que más nos guste, e incluso ser creativos y hacer dibujos varios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio