martes, 1 de enero de 2013

Salmonetes alegres al horno

Salmonetes al horno con pimientos
Salmonetes al horno con pimientos, originalmente cargada por farandwell.


Música para acompañar (*) 
(*) Publicar hoy es un suicidio, pero a mí me gusta el riesgo, venga... Hártense de mazapán y vino para matar la resaca de anoche y dormiten luego en el sofá

Ingredientes:
- Salmonetes (puede ser en filetes, o enteros, con su cabecita, pero limpios de escamas y vísceras)
- Dos patatas grandes
- Medio pimiento rojo
- Medio pimiento verde (ojo, no de los italianos)
- Medio pimiento amarillo
- Media cebolla blanca o roja
- Un limón y medio
- Sal

Preparación:
Una vez que los salmonetes están limpios, los rociamos con el zumo de un limón y los salamos. Dejamos que se marinen mientras vamos preparando el resto de los ingredientes. Pelamos las patatas y las laminamos con ayuda de una mandolina. Ponemos un cazo con agua y sal a hervir y cuando rompe, echamos las patatas. Dejamos que se hagan durante unos diez minutos hasta que estén tiernas, pero sin deshacerse. Las sacamos con ayuda de una espumadera y dejamos que escurran el agua y se atemperen en una fuente. Probamos de sal

Por otro lado, cortamos la cebolla en aros o en plumas, y los pimientos en tiras. En una fuente para horno echamos un chorrito de aceite y disponemos las patatas necesarias para tapar el fondo una por una con cuidado. Luego, añadimos cebolla y pimientos y espolvoreamos un poco de sal. Si nos sobran más verduras, vamos haciendo capas hasta acabar con una de pimiento. Lo metemos al horno precalentado a 160 grados durante diez minutos. 

Pasado este tiempo, añadimos los salmonetes y rociamos con un poco de zumo de limón. Dejamos que se haga todo junto durante unos siete o diez minutos. Y listo. Cuando lo saquemos, las patatas estarán doradas y ligeramente crujientes, mientras que la cebolla y el pimiento darán su toque cremoso a la receta. El sabor fuerte y la belleza (si hemos usado piezas enteras) se lo dejamos al propio pez.

Comentarios:
Me tendréis que perdonar la foto. Ni es bonita ni tiene una buena iluminación, pero es que como los días son tan pequeños no hay manera de organizarse. Y ésta no es el único ejemplo de este caos de los últimos días, como veréis en los próximos post. Vayan mis disculpas por adelantado, pero la opción de seguir sin publicar no me gustaba.

En lo que al plato se refiere, no hay mucho que decir. Bueno, sí, lo normal es usar los salmonetes enteros, limpios, pero con la cabeza, que quedan mucho más vistosos a la hora de servir. Pero nosotros somos un poco comodones y preferimos que estén ya fileteados y casi sin espinas. Además, a mí, que el pescado con tanto sabor no me gusta mucho, si tengo que andar separando la carne de la raspa lo mismo me aburro y no como ( _____________  espacio para llamarme lo que queráis).

Por lo demás, no os podéis quejar, que la receta es fácil hasta aburrir y rica hasta hartarse. Y si pese a todo todavía queremos trabajar menos, las patatas podéis laminarlas y hacerlas directamente al horno con la cebolla y el pimiento durante quince minutos a 180 grados para después añadir los peces y dejarlo no más de siete o diez minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio