lunes, 18 de febrero de 2013

Brownie de Oreo

Brownie Oreo
Brownie oreo, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
Benjamin Wagner – How To Fight Loneliness
(*) La canción original es de Wilco, pero como no la encuentro en Spotify os dejo esta versión altamente escuchable


Ingredientes:
- 200 gramos de chocolate para fundir
- 165 gramos de mantequilla
- Tres huevos enteros y dos yemas más
- Dos cucharaditas de aroma de vainilla
- Una pizca de sal
-100 gramos de azúcar blanquilla
- 65 gramos de azúcar moreno
- 50 gramos de harina
- Una cucharada de cacao
- 12-18 galletas oreo
- 30-60 gramos de pepitas de chocolate

Preparación:
Primero fundiremos el chocolate con la mantequilla, pero lo haremos al baño maría. Tarda más, pero el resultado es mucho mejor y no habrá ni una pizca de mezcla quemada. Una vez derretido todo y mezclado, lo dejamos atemperar en un bol.

Batimos los tres huevos y las yemas con las cucharaditas del aroma de vainilla y una pizca de sal. Es mejor utilizar una varilla eléctrica porque eso nos ayudará a que la mezcla triplique su volumen rápidamente y con apenas esfuerzo. Una vez conseguido, añadimos el azúcar blanco y batiremos de nuevo bien. Luego, haremos  lo mismo con la morena. Lo importante es mezclarlo todo bien.

Cuando lo hayamos conseguido, echaremos el chocolate derretido. Debe estar templado, pero no caliente o nos cuajará el huevo con el azúcar. Aquí aparcaremos las varillas automáticas y cogeremos una espátula para integrar ambas mezclas. Debemos hacerlo con movimientos envolventes pero no demasiado bruscos. Nos costará un poco pero no desesperemos. No hay prisa. 

Cuando esté logrado toca el turno de añadir los ingredientes secos de uno e uno. Primero la harina tamizada y luego el cacao, también tamizado. Los mezclamos con la espátula y los mismo movimientos envolventes. No costará tanto como parece porque no es mucha cantidad. La masa quedará bastante líquida, pero densa.

Ahora pasamos al molde. Lo mejor es usar uno rectangular pero en mi caso, como uso la superchef, no ha podido ser. Sin embargo, si tenéis horno convencional, hacedlo. Hay que untarlo de mantequilla o bien, y más recomendable, usar papel de hornear: lo recubrimos con él y lo enmantequillamos también para poder desmoldarlo mucho mejor. 

Tocar verter la masa. Echamos una parte de ella y la alisamos. Partimos la mitad de las galletas oreo y repartimos los trozos por encima. Tapamos con el resto de la masa y decoramos con las otras galletas. Yo también las he troceado, pero pueden ir entera. Por último, espolvoreamos las pepitas de chocolate y lo llevamos al horno. 

Allí lo tendremos con calor arriba y abajo durante 25 minutos a unos 180 grados. Estará listo cuando al pincharlo con una brocheta salga limpia, pero no nos pasemos con la cocción, por dentro tiene que estar húmedo. Ante la duda, es casi mejor que el corazón no esté cocido del todo, sino cremoso. Recordad que con el calor que tiene al sacarlo, se sigue cocinando. Lo desmoldamos en cuanto se puede manipular y lo dejamos enfriar sobre una rejilla... si es que podéis resistiros a meterle mano.

Comentarios:
Empezamos la semana de la mejor manera posible. El olor que se queda en toda la casa cuando se hace este brownie no tiene precio. Vamos, que es dos en uno: postre y ambientador. Y aunque parezca un poco lío de llevar a cabo, si somos ordenados en los pasos no tendremos muchos problemas. El punto de cocción es, quizá, lo más complicado, pero es cuestión de cogerle el tranquillo y probar.

La receta pertenece al blog Mi dulce tentación, y la hizo para celebrar el día del brownie. La verdad es que la tenía en favoritos pero no acaba de sacar valor para ponerme. Y luego me di cuenta de que no era para tanto ponerse manos a la obra. Además, con esa pinta... quén se resiste. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio