viernes, 15 de febrero de 2013

Calamares en ufana compañía

Calamares al estilo Goa
Calmares al estilo Goa, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Una de mis canciones preferidas de Björk 

Ingredientes:
- 400 gramos de calamares medianos y pequeños limpios
- 350 gramos de gamba arrocera fresca
- Medio kilo de mejillones con sus cáscaras
- Una cebolla
- Un ajo
- Cinco cucharadas de tomate triturado
- Cúrcuma
- Sal
- Un par de guindillas cayena
- Aceite

Preparación:
Limpiamos los calamares con mucho cuidado. Debemos dejarlos vacíos por dentro y utlizar solo la parte blandita de los tentáculos. Los escurrimos bien y los dejamos secar sobre un trapo de cocina bien limpio o papel de cocina. Mientras tanto, limpiamos los mejillones y los reservamos. También hay que preparar las gambas arroceras: les quitamos las cabezas y las pelamos, pero no tiramos estos despojos, los reservamos para utlizarlos más tardes.

Empezamos cocinando los mejillones. Los abrimos al vapor. Colamos, reservamos el caldo que suelten, y nos quedamos solo con el mejillón, sin las cáscaras. Es el momento de usar los despojos de las gambas. Los ponemos en una sartén con un chorrito de aceite para que se hagan. Cuando cambien de color, echamos el caldo de los mejillones y dejamos que se haga todo junto tres minutos. Después, colamos el caldo y exprimimos los despojos para que suelten todo su jugo. Esto lo podemos hacer en el chino, con el pasapuré o a mano. Reservamos.

Pelamos y cortamos la cebolla en dados de un tamaño mediano. En una sartén o cazuela baja echamos cuatro cucharadas de aceite de oliva y la sofreímos. Cuando esté suave, añadimos el ajo pelado y cortado en dados muy pequeñitos. Dejamos freír un minuto más y añadimos la cúrcuma. 

Toca el turno de rehogar el pescado. Empezamos echando sobre la mezcla de la cazuela los calamares. Salamos y dejamos que se hagan tapados, removiendo de vez en cuando. Nos llevará unos cinco minutos. Cuando veamos que se han cocinado, añadimos las cinco cucharadas de tomate triturado. Dejamos que se haga todo junto entre tres y cinco minutos más. 

Añadimos entonces las gambas y algunas cucharadas del caldo que hemos hecho antes. Probamos de sal y dejamos un par de minutos al fuego. Apagamos, vertemos los mejillones, damos un par de vueltas a los ingredientes y servimos acompañado con arroz. En este caso, preparado como para sushi par aque sea fácil comerlo con palillos.

Comentarios:
Esta receta es la misma que hace unos días presentaba entupperando. Me pareció un poco exótica, pero asequible porque los ingredientes eran facilísimos de encontrar y me animé. Además, los calamares me chiflan en todas su variantes, tenía unos mejillones envasados al vacío mirándome desde la nevera con cara de tristes... Vamos, que se habían alineado los planetas.

El resultado no me decepcionó. Queda riquísimo y es una gran fuente de hierro. Además, acompañándolo de arroz tenemos un plato completísimo. Yo estoy segura de que no será la última vez que lo haga porque, además, me lo puedo llevar a la oficina con total tranquilidad y disfrutarlo. Un gran descubrimiento, sin duda. Ñam.

Por cierto, la foto no me acaba de convencer. Está hecha por la noche, con la luz de la cocina y le falta algo verde para resaltar el color de la cúrcuma. Pero es que no podía esperar a comerlo al día siguiente... Olía taaaaaaan bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio