miércoles, 20 de febrero de 2013

Naranjas diferentes

Gelatinas de naranja
Gelatinas de naranja, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
Lori Meyers – Planilandia
(*) Y otros más que sacan disco este año... Directamente a mi lista para cuando me lance a correr y destrozarme la rodilla (y si no, para la elíptica, o para cuando la descubran en spinning)


Ingredientes:
- Cuatro naranjas de zumo
- Un sobre de gelatina en polvo
- Agua 
- Azúcar (opcional)

Preparación:
Lavamos muy bien las naranjas bajo el grifo. Y si es necesario cepillamos su piel para que no quede ningún resto de suciedad. Las secamos y las partimos a la mitad. Ahora haremos el zumo con cuidado de dejar entera la piel. 

Reservamos las cáscaras y medimos la cantidad de zumo. Esto es importante porque el líquido total de la receta ha de ser medio litro por cada sobre de gelatina. Luego si tenemos 400 mililitros de zumo, como en mi caso, solo necesitaremos 100 de agua. Ponemos el agua al fuego y lo llevamos a ebullición.

Mientras tanto, disolvemos la gelatina en el zumo con ayuda de unas varillas. Si queremos utilizar azúcar, es el momento.  Añadimos el agua hirviendo y seguimos removiendo. Cuando está disuelto todo, lo vertemos en las cáscaras de la naranja. Nos ayudamos de una bandeja para magdalenas para depositar las mitades y rellenarlas. No olvidéis remover la mezcla de vez en cuando para que la gelatina no quede en el fondo.

Dejamos reposar todo hasta que se enfríe y luego lo metemos en el frigorífico un par de horas. A partir de este tiempo, ya podemos meterle la cuchara porque habrá cuajado y disfrutar de un postre rico y muy natural.

Comentarios:
Encontré esta receta en Pequerecetas. Ya sabéis que me gusta mucho este blog porque siempre hay cosas muy aprovechables para el día a día aunque no se tengan niños. Me encantó la presentación y me animé porque las gelatinas son un básico en mi nevera. Quedaron genial y no me llevaron mucho tiempo. Eso sí, me las tuve que ingeniar para rellenarlas porque yo no tengo bandeja para magdalenas, pero usé una huevera de cartón que acababa de vaciar y no veáis que apaño. Conseguí que no se cayera ninguna mitad sin estar cuajada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio