miércoles, 13 de febrero de 2013

Ensalada de pasta sonora

Ensalada de pasta, berros y rábanos
Ensalada de pasta con berros y rábanos, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Ahí va... mi sonrisa, que se pasa al lado fiestero. Jo, me recuerdan un poco a los primeros discos de Sidonie cuando cantaban en inglés

Ingredientes:
- Pasta blanca, preferiblemente tipo hélices, yo he usado radiatore
- Un paquete de berros frescos
- 125 gramos de rábanos frescos
- 200 gramos de tomates cherry
- 100 gramos de atún en conserva
- Un puñado de olivas negras
- Aceite
- Vinagre de vino blanco
- Sal

Preparación:
Lo ideal es cocer la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante una hora antes de preparar la ensalada. Yo no la enfrío bajo el frío, sino dejo que pierda temperatura al aire, simplemente bañada en un poco de aceite de oliva para que no se pegue. Tampoco la meto en la nevera porque no es una ensalada fría, sino atemperada, aunque esto va en gustos y en la época del año.

Mientras la pasta coge la temperatura ideal, preparamos el resto de ingredientes. Los berros suelen venir ya listos para comera, así que simplemente seleccionamos un buen y bonito puñado. Lavamos los rábanos y les cortamos el nacimiento. Luego los dividimos en cuartos. Los cherrys también hay que limpiarlos y partirlos a la mitad. Escurrimos las olivas y el atún (este último, lo desmenuzamos). 

Preparamos el aliño. Es una vinagreta normal, así que simplemente echamos las cantidades justas: una parte de vinagre por tres de aceite (de oliva, obviamente) y sal al gusto. Si queremos, podemos añadir un poco de pimienta, pero es opcional. Lo emulsionamos bien.

Montamos la ensalada sin mucho misterio. Mezclamos la pasta con los rábanos, los toamtes, el atún y las olivas. Lo removemos y echamos los berros con cuidado y esparciéndolos por toda la superficie (no lo revolvemos todo con ellos para que no se estropeen a la vista de nuestros comensales, aunque esto es una pijada estética, claro). Y por último aliñamos. Rico y fácil.

Comentarios:
Me encanta esta ensalada de pasta porque no me gustan las cosas muy frías. Además, al estar a temperatura ambiente, se aprecian mucho mejor los sabores de cada ingrediente. Además, al usar rábanos curdos le da un toque como crujiente y fresco. 

Como veis, mucha dificultad no tiene, pero queda muy bonita si tenemos cuidado al manipularla. Por supuesto, esto simplemente es un consejo, porque cuando hay prisas y hambre... Casi todo vale ¿no? Eso sí, utilizada una pasta seca buena y dejarla al dente para que quede bonita y no se pegue entre sí. Yo he usado radiatore, que son exactamente eso, unos radiadores de pasta... y entre ellos, los rábanos y los berros me ha quedado muy sonora, jajaja.

1 comentario:

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio