miércoles, 6 de febrero de 2013

Sepia bien acompañada

Sepia con patata
Sepia con patata, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Si me conocéis, ya sabéis que esta es una de las melodías que tarareo habitualmente...

Ingredientes:
- Una sepia grande (de unos 400 gramos)
- Dos patatas
- Un pimiento italiano
- Una cebolla grande
- Un diente de ajo
- Tomate natural triturado
- Pimentón picante
- Una hoja de laurel
- Sal
- Agua
- Perejil (opcional)

Preparación:
Limpiamos bien la sepia y retiramos la tela interior para que no se quede dura durante la cocción. La cortamos en trozos irregulares de tamaño mediano. Pelamos las patatas y las cortamos en dados, pero terminamos cascándo cada uno de ellos para que suelte fécula al cocer. Troceamos la cebolla en piezas de tamaño medio. Cortamos el pimiento italiano en aros. Pelamos el ajo y lo picamos en dados muy pequeños.

Ponemos una cazuela al fuego con un chorro de aceite de oliva. Cuando esté caliente echamos la sepia y la rehogamos hasta que cambie de color. Tomará un blanco más opaco. En ese momento echamos el ajo, el pimiento y la cebolla, salamos y seguimos rehogando durante diez minutos. Pasado este tiempo echamos el tomate triturado, con unos 100 mililitros valdrá, y la hoja de laurel.

Continuamos la cocción a fuego medio durante unos cinco minutos. Es el momento de añadir la patata con el pimentón y un poco más de sal. Damos un par de vueltas y añadimos aguas hasta cubrir las patatas, pero sin pasarnos. Tapamos y dejamos que se haga durante unos veinte minutos. Si vemos que nos hemos pasado con el agua, lo dejamos sin tapar. Y si aún así, nos queda excesivamente caldoso, aplastamos algunos trozos de patata para engordar la salsa.

Un avez que todo esté hecho, apartamos del fuego y dejamos reposar al menos cinco minutos. Luego, servimos espolvoreado de perejil, si queremos.

Comentarios:
Con el frío, me apetecen mucho los platos de cuchara, pero no siempre tienen por qué ser sopas o legumbres. Este guiso es un buen ejemplo. Además, apenas tiene grasas y está indicado en dietas para controlar los triglicéridos. Es muy fácil de hacer porque solo hay que echar los ingredientes por orden y dejar cocer. Aunque es cierto que nos llevará algo de tiempo elaborarlo: entre preparar los ingredientes y cocinar puede que tardemos una hora. Para compensar, aguanta muy bien de un día para otro y se puede llevar en tupper. Animaos, no os va a defraudar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio