miércoles, 6 de marzo de 2013

Secretos de chocolate

Secretos de chocolate y fresa
Secretos de chocolate, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Porque para mí hoy es viernes y mañana... fiesta

Ingredientes:
- 200 gramos de chocolate negro (por ejemplo, Nestlé Postres)
- 120 mililitros de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa)
- Cuatro fresas u ocho frambuesas
- Cuatro galletas tipo 'digestive'
- Cacao en polvo 

Preparación:
Para hacer este postre, lo primero será preparar la fruta. Si usamos fresas, las lavamos y las cortamos en cuartos o rodajas gruesas. Si son frambuesas, las limpiamos en seco y listas. Las ponemos en un bol y les espolvoreamos un poquito de azúcar para que vayan poniéndose melosas y reservamos.

Ponemos un cazo al fuego con la nata para montar y la llevamos a ebullición. En ese momento añadimos el chocolate y bajamos el fuego. Removemos con ayuda de una espátula hasta que las onzas se dehacen y conseguimos una crema densa, pero sin tropezones. 

Es el momento de montar el postre. Lo ideal es conseguirse unos moldes semiesféricos del tamaño de nuestras galletas. Los llenamos hasta la mitad de chocolate y luego ponemos en el centro una fresa por molde. Tapamos con el resto del chocolate y ponemos una galleta por encima. 

Los congelamos durante una noche y los sacamos la mañana que vayamos a consumirlo. Entonces, lo desmoldamos con la galleta como base y dejamos que se descongelen en la nevera. Servimos espolvoreados con cacao e, incluso, migas de galletas.

Comentarios: 
Esta receta es de Dulces bocados, pero yo la encontré en L'exquisit, y me pareció tan fácil que no he podido resistirme a ella. Además, estamos en temporada de fresas y es el momento ideal para hacer este tipo de cositas. No es light ni mucho menos, pero para darnos un capricho a final de semana por lo bien que nos hemos portado... por qué no.

Secretos de chocolate y fresa

La presentación es muy curiosa, pero no siempre somos tan mañosos para conseguir buenos resultados o contamos los utensilios necesarios a mano. Sin embargo, esto no nos puede retraer de intentarlo porque os voy a dar dos trucos para lanzaros. Uno añade una ligera variación y el otro es la presentación para vagos. 

¿Qué pasa cuando no tenemos moldes o nada que se le parezca para seguir los últimos pasos? Yo tengo dos opciones. Montamos el postres como tal en nuestros recipientes y por encima ponemos galletas pulverizadas con un poco de mantequilla. Haremos una capa gruesa que sirva de base y operamos como ya he contado.

Sin embargo, cuando ni siquiera tenemos unos boles apropiados, podemos usar vasos de cristal. Entonces, ponemos galletas pulverizadas abajo, una capa de chocolate, las fresas o frambuesas en el centro, napamos de nuevo y espolvoreamos con galleta. Podemos decorar con una fruta. Luego solo lo refrigeramos y lo servimos listo para comer en el recipiente. Es otro montaje menos misterioso, pero más fácil. No hay excusas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio