martes, 7 de mayo de 2013

Pollo Marruecos

Pollo marroquí
Pollo Marruecos, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Venga arriba ese ánimo, hombre ya... Pensad que tenéis mucha suerte de... no llamaros Sondre, por ejemplo :P 

Os presento a mi tupper verde. Ajá. Mola ¿eh? Es de un set de cacharrillos de silicona que me está dando un juego... Sobre todo para hacer las cenas, que ya sabéis que entre semana son rápidas y en la oficina, así sobre la marcha. Los dos tupper son una maravilla, pero el cuece huevos (parecido al ovo de Lèkue) y la cacerolilla para el microondas se salen. 

De todos modos, aunque los uso bastante, este plato está hecho al modo tradicional, en sartén. Lo que pasa es que también es rápido e indoloro. Vamos, uno de esos comodines de los que echas mano cuando abres la nevera y dices ¿qué hago hoy? A mí me pasa bastante. Que yo haría pasta, pero mi culo tiene que seguir entrando por la puerta de casa, al menos.

La lista del súper:
- Pollo (pueden ser pechugas enteras que luego trocearemos o carne del muslo y el contramuslo que viene ya en dados)
- Medio pimiento verde
- Medio pimiento rojo
- Mezcla de especias Marruecos (la mía es de Ducrós y lleva cebolla, comino, pimienta dulce y negra, cilantro, ajo, menta ducle, perejil, canela y semillas de mostaza)
- Aceite de oliva
- Sal

Con las manos en la masa:
Lo ideal es preparar la carne con horas de antelación, por ejemplo, de un día para otro, pero también os vale hacerlo por la mañana para la noche o, en el peor de los caso, una hora antes de cocinarlo. Para ello, troceamos la carne y los pimientos n dados grandes. Lo ponemos en un recipiente que podemos tapar y echamos sal, con cuidado de no pasarnos. Removemos y añadimos la mezcla de especias. No nos cortemos, que es lo que le va a dar gracia. Podemos, incluso, poner un poquito de aceite para que la carne se impregne. Lo tapamos y lo dejamos reposar. Esta es toda la complicación.

Para cocinarla después de macerar, ponemos dos o tres cucharadas de aceite en una sartén y cuando esté caliente, ponemos la carne. Dejamos que se vaya haciendo a fuego medio durante el rato necesario. Tiene que quedar crujiente y dorada por fuera, pero sin que se nos queme. Nos llevara unos quince minutos aproximadamente. Después, la podemos servir acompañada de un vasito de arroz.

Notas al margen:
Lo que le da gracia al plato es la mezcla de especias. Por eso, es muy importante dejar macerar la carne el tiempo máximo que podamos. Hacerlo luego es un juego de niños. En caliente está muy rico y cuando se atempera (sin quedarse frío) resulta más sabroso. Y sí, también es carne de tupper para el trabajo, pero tened en cuenta que no quedará tan jugoso cuando lo calentemos al microondas. Por eso, si nos lo llevamos para comer por ahí, os aconsejo echarle el arroz y un chorrito de aceite para que nos se nos quede muy seco... ¡que esto no es mojama!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio