miércoles, 24 de julio de 2013

Rulos de cochino, pero muy limpio

Rulos de cerdo rellenos
Rulos de cerdo rellenos, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Me gusta mucho esta canción. Me la imagino puesta en el coche haciendo kilómetros por un tubo camino a ninguna parte en concreto

Comer la carne echa siempre de la misma manera es la cosa más aburrida del mundo. Supongo que por eso hay muchas recetas par avarias. El probelma viene cuando lo que tú buscas es que no tenga lactosa y que sean ligeras. Ahí has dado en hueso. Leyendo y leyendo, encontré un plato que no se ajustaba a lo que yo quería, pero que se podía tunear. Y era otra vez de Chicote. Como veis, estoy dando uso al librito maravilloso de su programa.


La receta original se llama hot pork y en realidad es un perrito caliente muy sui generis, con su pan y todo. Yo decidí quitar aquello que no me interesaba y sustituir lo que no tenía por lo que había en el super. Y así quedó. Un plato para repetir más de una y más de dos veces, y bien adaptado a la vida de alguien que, por la razón que sea, quiere reducir alguna que otra caloría (pero sin pasarse, ¿eh?)

La lista de súper:
- 8 filetes de lomo sin adobar (que sean lo más finos posibles)
- Un tomate
- Una cebolla blanca
- Seis pepinillos en vinagre
- Un diente de ajo
- Orégano
- Sal
- Aceite de oliva

Con las manos en la masa:
Trituramos el diente de ajo pelado y sin germen con un decilitro de aceite de oliva, orégano al gusto y sal. Lo ponemos en un biberón y echamos un chorrito en cada filete de cerdo. Le damos la vuelta y echamos otro más. Los reservamos mientras vamos con la farsa.

Picamos la cebolla en dados muy finos y la ponemos a pochar en un sartén con poco aceite. Se trata de que se ase más que que se fría. Podemo añadir un poquito de sal si queremos. Mientras tanto, escaldamos el tomate, lo pelamos y lo cortamos en daditos lo más pequeños que podamos. También cortamos los pepinillos en dados.

En cada filete depositamos un poco de cebolla, unos dados de penillo y otros de tomate, y enrollamos. Según los hacemos, los colocamos en una bandeja apta para horno con el 'cierre' hacia abajo para que no se abran. Precalentamos el horno a unos 160 grados y asamos los rulos. Tenemos que cuidar que no se hagan demasiado. Deben quedar cocinados, pero la carne jugosa. 

Los servimos bien calientes acompañados de un ensalada. Por ejemplo, una tricolore a base de tomate, aguacate y queso fresco. Rico, rico.

Notas al pie: 
Como veis, no queda rastro del 'perrito' de Chicote, pero la farsa se parece. Él usaba cebolla frita deshidratada, que le da un toque más crujiente, pero yo prefiero asarla, queda más meloso. Por cierto, si os gusta el moje y el plato se os queda un poco triste, podeis acompañarlo en el plato con una salsa de tomate casera, por ejemplo. O con un poquito de bechamel ligera tostada por encima. Pero os aseguro que no hace falta.

2 comentarios:

  1. me gusta muchisimo ademas se ve tan natural
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. A mí lo que me pasa es que no como carne, y créeme, que si necesitas proteínas, es muy difícil sustituirla!

    Besos!!

    ResponderEliminar

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio