jueves, 29 de agosto de 2013

Arroz exótico de agosto

Arroz thai con cerdo agridulce
Arroz salvaje con frambuesas, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
No Use For A Name – International You Day
(*) Un poco de caña no está mal

Otra de arroz. Sí. Pero es que cuando se me mete algo entre ceja y ceja no paro. Yo quería usar el arroz thai de Sundari y hete aquí. No me ha decepcionado en absoluto, aunque creo que el toque a jazmin no se lo he notado mucho. Será cosa de elegir otros ingredientes que perfumen ese perfume. De momento lo que sí os digo es que esto quedó de rechupete... Y además, me lo puedo llevar en un tupper sin problemas, cosa que yo agradezco.

La receta es una variación de las que circulan por la red cuando buscas arroz thai. Yo miré la nevera y eché mano de aquello que tenía. Le faltan unas vainas y le sobra la piña para ser ortodoxa. Pero ya os digo que no lo cambio por ninguno. Me encantó. Y no sobró nada, señal de que no fui la única que quedó a gusto. Anita, espero que a ti te pase lo mismo ;)

La lista del súper:
- Arroz thai (unos 200 gramos)
- Un pimiento verde italiano
- Medio pimiento rojo
- Dos zanahorias medianas
- Media cebolla roja
- Brochetas de cerdo aliñadas con curry y piña (yo las compro hechas, pero si no, es dejar macerar la carne con la piña y el curry durante al menos una noche)
- Salsa de soja
- Jengibre (si es fresco y rallado, mejor)
- Aceite de oliva o de girasol
- Sal

Con las manos en la masa:
Cocemos el arroz siguiendo las instrucciones del paquete. Lo normal es que tengamos que lavarlo antes para que pierda almidón y dejarlo en agua hirviendo con sal unos 12 minutos. Después, lo escurrimos, lo refrescamos para que no se pase y reservamos.

Preparamos el resto de ingredientes. Cortamos la cebolla en pluma y los pimientos y la zanahoria en tiras de tamaño similar. Ponemos un wok al fuego con un poco de aceite y rehogamos las verduras. Cuando estén ablandándose, añadimos el cerdo y la piña (habremos deshecho las brochetas). Doramos bien para que la carne se haga y no quede cruda. 

Cuando lo hayamos logrado, añadimos el arroz y dejamos que se haga todo junto unos tres minutos. Añadimos la salsa de soja al gusto y el jengibre (si es fresco, menos, si es en polvo, con ganas), y dejamos que se haga a fuego medio otros tres minutos. Tiene que coger una textura melosa. Es el momento de retirar del fuego y servir. Una delicia.

Notas al pie:
Poco más hay que decir de esta receta. Bueno, que sí sois de poco arriesgar, cambiéis el cerdo por pollo, y añadáis vainas en vez de piña. Es más tradicional. Otra cosa que se puede hacer es aliñar con la soja en el plato, pero entonces el plato queda menos meloso.

Por cierto, me uno a bloglovin...

Follow my blog with Bloglovin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio