martes, 15 de octubre de 2013

Perca provenzal

Perca al horno con patatas
Perca al horno con patatas, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)

(*) Cómo me gusta Luz... cuando se pone rockera... cuando saco su lado ñoño... porque "la vida es una canción que yo tarareo"


Si hay algo que no comía tan a gusto por no tener horno era el pescado. Me gusta, pero cuanto menos lo manipule más lo disfruto. Además, soy de las que creen que es más fácil encontrarle el punto para que quede jugoso en el horno que en cualquier otra preparación. Al microondas me parece un quiero y no puedo. Así que estoy rescatando del baúl de los recuerdos mis recetas. Y he empezado por esta tan sencilla: pescado blanco en cama de patatas.



He elegido la perca porque es un buen pez, nada graso, de sabor muy suave y barato, que esto tambien hay que mirarlo. Es verdad que no tiene muy buena prensa porque es un animal capaz de almacenar en su cuerpo restos de metales pesados que los humanos vertemos al agua, pero si lo compramos en sitios de confianza y no nos excedemos en su consumo (una vez a la semana, por ejemplo), podemos comerlo tranquilos. Aunque si sois muy aprensivos, podéis cambiarlo por el pescado blanco que más os guste.



La lista de la compra:

- Dos lomos sin piel de perca (o cualquier otro pescado blando)
- Dos patatas medianas
- Media cebolla roja
- Mezcla de especias provenzales
- Sal
- Aceite de ajo
- Aceite de oliva


Con las manos en la masa:

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas de grosor similar. Es recomendable ayudarnos de una mandolina para facilitar nuestra labor. De igual forma, cortamos la cebolla en pluma muy finita. Rociamos de aceite el recipiente que vayamos a meter al horno y ponemos una cama de patata, otra de cebolla, otra de patata y así sucesivamente. Rociamos de aceite de nuevo y llevamos al horno precalentado. Dejamos que se hagan a 180 grados durante unos 15 o 20 minutos, hasta que estén tiernas.

Mientras se hace, preparamos el pescado. Salamos y rociamos con una mezcla de aceite macerado con ajo, perejil y unas gotas de vinagre (preparado previamente). Cuando las patatas están hechas, las sacamos y ponemos encima el pez. Espolvoreamos con la mezcLA de especias provenzales al gusto y volvemos a meter al horno a la misma temperatura. Lo dejamos hacerse entre 3 y 5 minutos (depende del grosor de los filetes), con cuidado de que no se nos pase ni se nos quede crudo. Y listo.

Notas al pie:
No me pongáis muy verde por usar perca. No lo comemos habitualmente, pero de vez en cuando sí. Es un pescado con muy poca grasa y de sabor muy agradable. Por cierto, que esta receta es apta para tupper. Yo me la llevé al trabajo y me gustó mucho, aunque hay que tener la precaución de que no pase mucho calor y, si es posible, meterla en un frigorífico hasta que la consumamos, para evitar que se ponga malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio