viernes, 18 de julio de 2014

Ay, omá, que rico está... el helado de Nutella

Helado de nutellaHelado de nutella, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Buen rollito (o rollizo, como se empeña en poner mi corrector)

Los fans de la Nutella no os podéis perder esta receta. No tiene desperdicio. En casa la única que lo puede comer soy yo y os juro que me lo hubiera podido terminar de una sentada. Menos mal que tengo buenos amigos con los que compartir estas delicias y el helado ha pasado a mejores manos que seguro lo han disfrutado como se merece.

Hacerlo es muy facilito -como bien explican en Directo al paladar-, aunque corremos el riesgo de acabar con la Nutella antes de ponernos manos a la obra. Aparte de esto solo hay que tener cuidado a la hora de sacarlo del congelador. Es muy cremoso y con el calor se derrite fácil. Así que sacar, servir y comer. Y si hay niños de por medio... preparar una muda.

La lista de la compra:
- 225 gramos de Nutella
- 200 mililitros de leche
- 30 gramos de miel
- 30 gramos de azúcar blanquilla
- 200 mililitros de nata para montar

Con las manos en la masa:
Ponemos la Nutella, la leche, el azúcar y la miel en un recipiente y lo mezclamos  bien. Yo me ayudo de unas varillas eléctricas para ello. Luego, lo metemos en la nevera para que enfríe. Mientras tanto, montamos la nata. No ha de quedar muy compacta, pero sí un poco más dura que para otras preparaciones de helado. 

Lo ponemos en la heladera y seguimos sus instrucciones. En mi caso, al cabo de unos cuarenta minutos el helado está listo. Se ha mantecado pero es bastante líquido todavía, así que l o ponemos en un recipiente hermético, lo tapamos con papel sulfurizado y lo dejamos en el congelador durante al menos tres horas. Es mejor hacerlo de un día para otro. Lo sacamos inmediatamente antes de servirlo y comerlo para que no se derrita porque es muy cremoso.

Nata al pie:
Te mueres de rico. No hay otra descripción de cómo está este helado. Afortunadamente lo hice para unos amigos que son muy fans del chocolate porque si se queda en casa... Me lo zampo de una sentada. Y digo yo porque este sí tiene lactosa y mi costilla es intolerante... Aunque creo que él tampoco hubiera resistido la tentación. Está demasiado bueno.

Eso sí, como tiene una parte muy importante de grasa, es el típico helado supercremoso que se deshace con la mirada. Lo mejor es sacarlo del congelador en el mismo instante en que lo vamos a servir y comer porque si no, se podría volver demasiado líquido. Se puede servir en cucurucho, pero éste queda mejor en tarrina o en copa. Es más fácil disfrutar de él así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio