jueves, 12 de febrero de 2015

Puré para el alma

Puré de calabaza, manzana y jengibre
Puré de calabaza, manzana y jengibre, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Qué señora...

No todo iban a ser dulces, amigos. En esta casa se comen equilibrado. ¿O qué se creían? Es más, se come equilibrado y bajo en grasas. Desde hace cuatro meses llevo a rajatabla los mandamientos de mi nutricionista. Al principio tenía que seguir también los platos que ella me prescribía, pero ahora solo tengo que hacer caso a los grupos de nutrientes y puedo hacer mis recetillas e innovar. De hecho, estoy obligada a esto último. Tengo unas recomendaciones, claro, y entre ellas está no cocinar con mucho aceite: una cucharada por plato y comensal. Así que este puré no solo está rico y es bonito, sino también muy adecuado si os estáis cuidando.

Hasta ahora, cuando tocaba este plato, lo hacía con calabaza y un poquito de cebolla. Esta semana he decidido añadir especias, en este caso jengibre, y una manzana que estaba demasiado madura para comerla (me gustan verdecitas y ácidas) tal cual. En realidad, si me seguís desde hace tiempo, tampoco os sonará muy exótico porque hace tiempo colgué este. Increíble lo que cambia una preparación con solo unas pequeñas variaciones... Y si encima hace uno de esos días de frío y temporal, alimenta hasta el alma

La lista del súper

- 250 gramos de calabaza en dados
- Un cuarto de cebolla en dados
- Una manzana madura en dados
- Una cucharadita de jengibre en polvo
- Sal
- Agua
- Dos cucharadas de aceite de oliva

Con las manos en la masa

Esta receta es sencilla y rápida. En lo que más podemos tardar es en preparar la verdura y la fruta, pero si compramos la calabaza envasada al vacío, que ya viene cortada en dados, y la cebolla es de la congelada, en nada y menos tenemos el primer plato de nuestra comida o cena. Empezamos poniendo el aceite en la cazuela al fuego. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla y rehogamos. Cuando empiece a ponerse transporten, echamos la manzana limpia.

Dejamos que se haga junto un ratito y cuando comience a dorarse, ponemos la calabaza. Recomiendo que la hayamos cortado en dados más o menos pequeños porque nos facilitará mucho la labor y se hará antes. Damos un par de vueltas y añadimos el jengibre. Yo lo uso en polvo, pero si tenéis fresco, podéis echárselo rallado. Dejamos hacer unos cinco minutos y añadimos la sal y el agua. Yo creo que no eché más de un vaso. Pero esto depende de cómo de espeso queramos el puré.

Debe cocer todo junto a fuego suave y tapado hasta que la calabaza y la manzana estén blanditas. Si tiene demasiado caldo, podemos subir el calor y dejar que se haga un rato más sin tapa. Dejamos que temple y lo pasamos por la batidora. Trituramos bien y lo volvemos a poner en la cazuela y al fuego. Debemos dejar que hierva un par de minutos más para que las burbujas de aire que se hayan incorporado a la preparación desaparezcan. Quedará un puré muy suave y cremoso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio