lunes, 24 de octubre de 2011

Puré de calabaza y manzana

Crema de calabaza y manzana
Crema de calabaza y manzana, originalmente cargada por farandwell.

Ingredientes:
- 250 gramos de calabaza
- 1 patata
- 1 manzana golden
- Media cebolla roja
- Medio litro de caldo (o menos, según veamos)
- Mantequilla (al gusto, pero no demasiado)
- Sal (si el caldo es soso)
- Pan

Preparación:
Cortamos la cebolla y la ponemos a dorar en una cazuela con mantequilla. Hay que echar la cantidad adecuada de este último ingrediente, un par de cucharadas podría valer, porque no hay que dejarlo con mucha grasa. Una vez comience a verse transparente la hortaliza, echamos la manzana, pelada y cortada en dados. Dejamos sofreir ligeramente.

Mientras tanto, preparamos la calabaza: le quitamos la piel y las pepitas, y la cortamos en dados. Y hacemos lo mismo con la patata: la pelamos y la cortamos en dados, pero cascándola al final. Cuando los ingredientes de la cazuela hayan sofrito, echamos la calabaza y dejamos al fuego otro rato, de tres a cinco minutos. Removemos de vez en cuando para que se sofría todo bien.

Una vez conseguido, es hora de echar el caldo y la sal (si el caldo no tiene, ojo). La cantidad máxima de líquido no debería ser más de medio litro, porque la calabaza suele soltar mucho agua durante la cocción. Además, caldo siempre se puede añadir al final, pero si nos hemos pasado al principio, mucho arreglo ya no tiene. Dejamos cocer todo junto unos veinte minutos.

Pasado ese tiempo comprobamos si todo está hecho correctamente y si es así, trituramos con la batidora en la misma cazuela. Cuando ha adquirido consistencia de puré y no hay trozos, lo ponemos al fuego para que cueza unos dos minutos más a fuego suave. Y ya está listo para servir. A la hora de emplatar podemos ponerle por encima pan frito, que no tiene mucho misterio: se fríe en aceite de oliva en la sartén y cuando esté dorado se saca a un plato con papel de cocina para quitarle el exceso de grasa.

Comentarios:
Llegó el otoño y con él la hora de los purés. Y no hay nada más de esta época que la agradecida calabaza. Esta receta está sacada de la revista Whole Kitchen de este mes, y pertenece al blog Food and Cook, aunque yo le he hecho alguna pequeña modificación. Llevaba nata, pero a mí no me gusta mucho y se la quité. De esta manera la receta es más ligera y me permite llevarla a la oficina sin necesidad de que esté refrigerada hasta la hora de comerla.

Pese a no tener nata, la consistencia es muy suave y el sabor es delicioso. Tiene un ligero toque dulce por la manzana y la cebolla, pero el caldo lo contrarresta a la perfección. Se puede servir con pan frito o como he hecho yo para la foto, con uvas (otra fruta muy de la época) sin pepitas y tostas de pan. Además, también sirve para hacer de entrante a una cena especial si lo ponemos en vasitos pequeños como los de la foto.

1 comentario:

  1. que me gustan las cremitas, ahora que llega el invierno son deliciosas!

    besitos!

    ResponderEliminar

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio