domingo, 5 de febrero de 2012

Muffins de chocolate

Muffins de chocolate
Muffins de chocolate, originalmente cargada por farandwell.
Ingredientes:
- 230 gramos de harina
- 50 gramos de cacao sin azúcar
- Un sobre de levadura
- 150 gramos de azúcar
- Dos huevos
- 80 mililitros de aceite de girasol
- 4 cucharadas de leche entera (en mi caso Kaiku sin lactosa)
- Dos yogures griegos
- 100 gramos de pepitas de chocolate para la masa
- 50 gramos de pepitas de chocolate para decorar

Preparación:
Para preparar unos buenos muffins hay un truco fundamental. Por un lado se preparan los ingredientes secos y por otro los líquidos. Luego, los primeros se vierten en el recipiente de los segundos poco a poco y se va creando la masa, que debe ser espesa. 

Siguiendo esta premisa vamos con los ingredientes secos. En un bol tamizamos la harina, luego el cacao y luego la levadura. Echamos el azúcar y los 100 gramos de pepitas de chocolate y mezclamos. Para ello removeremos con cuidado y una cuchara (de madera, metal, plástico...). Reservamos.

En otro recipiente echamos los dos huevos, el aceite, la leche y los yogures griegos. Con unas varillas eléctricas y a velocidad baja batimos hasta que se integren todos los ingredientes. Lo recomendable es usar yogures griegos, pero por su sabor y consistencia creo que también podríamos utilizar su equivalente en 'creme fraiche' (250 gramos).

Es el momento de mezclar ambas masas. En la líquida vamos echando poco a poco (en dos o tres veces) la seca. Lo ideal es echar una cantidad y remover con una cuchara (de madera, metal, plástico... nunca con varillas eléctricas) hasta que quede bien integrado. Volver a verter otro poco y seguir removiendo y asi hasta echarlo todo. No hay que preocuparse porque la masa tenga grumos (pequeños, claro). No se trata de una mezcla fina ni líquida: todo lo contrario, es firme y pegajosa.

Es el momento de rellenar los moldes. Para ello nos serviremos de dos cucharas de metal con las que coger la masa y depositarla con precisión. Sobre los moldes, sean de silicona o de metal, lo aconsejable es poner otros de papel que nos permitan dos cosas: evitar usar mantequilla para untar los del material más duro y manchar menos. 

No nos serviría usar sólo los de papel porque no tienen cuerpo suficiente como para aguantar la masa durante la cocción. Esta función la cumplen los de silicona o metal. Eso sí, los de papel debemos rellenarlos casi hasta el borde y una vez hecho, echamos pepitas de chocolate en abundancia para que tengan mejor aspecto. Con esto lograremos unos muffins tipo 'Starbucks': grandes y con 'montaña'.

Los metemos al horno, que estará precalentado, a 180 grados y con calor abajo (sólo pondríamos calor arriba durante los últimos 5-10 minutos finales si los vieramos muy crudos en esa zona). Deberían estar uno 25 minutos cociéndose, pero eso depende de cada electrodoméstico.

Como yo no tengo horno y uso la superchef el proceso es algo distinto. Precaliento el robot y cuando está caliente meto los muffins y los dejo hacerse (vigilando de vez en cuando) una hora aproximadamente. Si tengo dudas, meto un palillo, aunque al tener chispas de chocolate nunca saldrá limpio. Y si los veo muy frescos, los dejo unos minutos más. Pero, ojo, este dulce debe quedar esponjoso y jugoso, no seco.

Comentarios:
No es la primera vez que intento hacer muffins o magdalenas, pero sí es la primera vez que me salen bien. El primer intento de magdalenas salió tirando a bien, pero al hacerlas en microondas al cabo de las horas eran auténticas piedras. Luego intenté unos muffins de arándanos en la Superchef y aquello fue un desastre. Tanto que me dije que no volvería a repetir.

Pensaba que el fallo había sido la temperatura de cocción (que yo no puedo variar). Sin embargo, después de leer recetas y consejos sobre cómo elaborar este dulce, el meollo del asunto es la masa, que debe quedar dura, y la forma de mezclar sus ingredientes.Así que este fin de semana me envalentoné y probé con esta receta que había visto el viernes en baballa, un blog más que recomendable si  eres cocinillas, manitas o madre. Qué de cosas nos enseña Lucía. Et voilà! El resultado no puede ser mejor.

Por cierto, los muffins en realidad no son magdalenas. Son dos dulces diferentes que no se hacen con los mismos ingredientes: las segundas suelen llevar más azúcar y mantequilla en más cantidad que los primeros aceite. Los muffins son un alimento de origen inglés. Su nombre deriva de la palabra original 'moofin', que es una adaptación del francesa 'moufflet', que significa pan suave. Y se comía en el desayuno o entre horas.

Sin embargo, hoy día hay que diferenciar entre los muffins ingleses (más parecidos a un pan muy esponjoso) y los estadounidenses (que son los que nos suenan a todos y los que vemos en los escaparates de las pastelerías). Por cierto, un muffin tampoco es un cupcake.

Y ahora, una sorpresita: el vídeo de la receta. Sí, mi primer vídeo y ya prometo que no el último.


Muffins de chocolate from mc clellan on Vimeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio