miércoles, 19 de septiembre de 2012

Bonito comunista

Bonito con tomate
Bonito con tomate, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
Raimon – Al Vent
(*) Como no podía ser de otro modo, a este plato le pega una canción así y más en un día como hoy...

Ingredientes
- Una rodaja hermosa de bonito
- Una cebolla morada grande
- Un lata de tomate natural triturado
- Sal
- Tomillo
- Perejil
- Sal
- Aceite

Preparación:
La base de esta receta es una buena salsa de tomate. Para ello, vamos a cortar la cebolla morada en dados muy pequeños y la sofreímos en una sartén o rustidera. Cuando esté pochada, añadimos el tomate triturado -si no tiene sal, añadimos- y una ramita de tomillo. Dejamos que se haga a fuego lento durante unos veinte o veinticinco minutos . Con ello conseguiremos que se evapore el agua de la verdura y que espese. Reservamos.

Por otro lado, limpiamos el bonito: empezamos por quitarle la piel y luego lo cortamos en cuartos quitándole las espinas. Con los despojos podemos hacer un caldo que usaremos en otras recetas, como el marmitako. Los tacos los salamos y los marcamos por todas sus caras en una sartén a fuego medio. Ojo, no se trata de freírlo hasta que se haga.

En la rustidera o sartén donde tengamos la salsa colocamos los trozos de bonito, volvemos a poner a fuego medio y dejamos que se haga entre diez y quince minutos todo junto.  Servimos con perejil fresco espolvoreado por encima.

Comentarios:
Hoy llego un poco tarde. Demasiada vida social en un mismo día. El título a l post lo puse justo antes de que se supiera la muerte de Carrillo ayer, pero decidí dejarlo y publicarlo hoy como homenaje. Creo que con su marcha nos despedimos de una parte importante de la historia de este país, con sus luces y sus sombras, que ahora solo podremos estudiar en libros, sin la voz de sus protagonistas.

Pero ciñéndome al tema del que va este blog, confieso que el plato me chiflaba cuando era pequeña. No me gustaba mucho el pescado, excepto el bonito con una buena salsa de tomate y mucha cebolla, así que en casa se hacía mucho. Como veis, no tiene complicación ninguna, pero sí debemos dar tiempo a que se haga. 

Otra cosa importante es que no falte salsa puesto que este pescado es bastante seco. Eso sí, a la hora de servir no podemos olvidarnos del pan. Yo recomiendo bajar a la panadería y comprar una buena barra, con bien de miga, para saborear y disfrutar de la receta. Ya iremos al gimnasio después...

Por cierto, también es un buen plato para meter en el tupper y calentar al microondas. De todos modos si, como yo en este caso, lo preparáis por la mañana para comerlo en otro momento os recomiendo dejar el tomate a falta de cinco minutos para estar perfecto. ¿Cómo hacerlo? En vez de veinte o veinticinco minutos haciéndose la hortaliza sola en la cazuela, dejadla quince o veinte minutos y luego calentad el plato a fuego mínimo sin tapa a la hora de servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio