lunes, 10 de septiembre de 2012

Puré reconfortante de verduras

Puré de verduras suave
Puré de verduras suave, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar: (*)
(*) Inauguramos epígrafe al más puro estilo de El Comidista 

Ingredientes (para dar y tomar, por cierto):
- 500 gramos de calabaza en dados
- 2 calabacines (de tamaño medio)
- 2 puerros
- 2 zanahorias
- 1 tallo de apio
-10 ó 12 judías planas
- Media cebolla roja
- Medio tomate
- Sal
- Agua
- Aceite

Preparación:
La forma de hacer este puré es muy muy simple puesto que se usa la olla express. Así pues, lo que hay que hacer es trocear todo en dados de tamaño medio, colocarlo en la olla con agua. La cantidad de líquido debe ser la suficiente para que no se quede sin ella durante la cocción, pero no debemos ahogar las verduras crudas en él ya que entonces nos sobraría muchísimo caldo y perdería su gracia.

Lo dejamos cocer entre siete y diez minutos en la olla y después despresurizamos la misma. Dejamos que la cacerola y su contenido templen para poder trabajar con ello. Una vez hemos conseguido la temperatura óptima, sacamos las verduras escurridas y las ponemos en un bol que se pueda usar con la batidora, echamos un poco del caldo de la cocción y trituramos con cuidado hasta que quede una crema suave. Podemos ir añadiendo agua poco a poco en función de cómo queramos que sea la consistencia del puré: dura, crema, muy líquida, etc. Y ya está.

El caldo que nos sobre lo podemos usar para cualquier otro guiso o sopa. E incluso lo podemos congelar en un tupper o en una cubitera para sacarlo cuando lo necesitemos. Alegra cualquier guiso.

Comentarios:
Esta receta la tenga escrita y en borrador desde hace un montón de tiempo (EDITO: estaba publicada en noviembre, pero la he borrado para no llevar a error... qué desastre). La he ido retrasando porque es un básico de mi cocina, pero creo que es un buen momento desempolvarla ahora, al menos después de haber visto como estaba este mediodía la clase de 'spinning'. Vamos, que los remordimientos por las bravas y las cervecitas mueven montañas y allí estábamos todos sudando la gota gorda y rojos como tomates... Un cuadro.

Como se ve es muy fácil de preparar, además de ser un primer plato muy ligero y lleno de vitaminas. Ideal para tomar con fuerza el otoño que nos amenaza con llegar pronto, al menos por el norte. Yo lo suelo presentar tal cual lo veis, pero lo cierto es que se le puede añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra a la hora de servir. También se puede espolvorear queso rallado por encima, cuanto más fuerte mejor, para aromatizarlo. A lo que me resisto es a los picatostes... y mira que me gusta el pan frito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio