miércoles, 10 de octubre de 2012

Ratatouille

Ratatouille
Ratatouille, originalmente cargada por farandwell.


Música para acompañar (*)
(*) Desde este verano me ha dado muy fuerte con Brassens... y para los que estáis estudiando francés, se le entiende genial. Ale, ecoutez!

Ingredientes: 
- Un calabacín
- Un pimiento verde
- Un pimiento rojo
- Una cebolla
- Un tomate maduro
- Sal
- Aceite
- Orégano (mejor fresco)

Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es preparar las verduras que cortaremos en dados de tamaño regular. El calabacín lo pelamos y nos cerciaramos de que no tenga muchas pepitas antes de meter el cuchillo. Si fuera que sí, desechamos la parte central. Para pelar el tomate con facilidad, lo escaldamos antes. Luego ya podemos trocearlo. Los pimiento y la cebolla los cortamos sin mayor preocupación.

En una sartén al fuego ponemos cuatro cucharadas de aceite y cuando esté caliente echamos la cebolla. Dejamos que se poche unos minutos y añadimos el pimiento. Dejamos otros tres minutos y añadimos el calabacín. Rehogamos todo junto y añadimos el tomate. Salamos y dejamos que se haga todo junto a fuego suave unos veinte minutos. A mitad de la cocción espolvoreamos con el orégano y ya está.

Comentarios:
El ratatouille es un guiso de origen francés. Concretamente es típico de la zona de Niza. Se puede comer como primer plato o como acompañamiento de otros. Y la verdad es que no tiene mucha complicación. Su encanto reside en el orégano y en el sabor de las verduras. Por eso lo idea es hacerlo con ellas recién compradas y si es temporada de calabacín mucho mejor.

Hay variantes de esta receta que incluyen berenjenas e hinojo, y que llevan más hierbas provenzales para aromatizar (tomillo, romero, albahaca...). Todo ello es igualmente válido. Lo que sí es interesante es que en la Provenza lo suelen hacer mucho en verano y lo acompañan de 'croutons' (pan frito), arroz o cuscús. 

A la hora de servirlo hay otra cosa curiosa. Es de esos platos que necesitan reposar. O que están mejor de un día para otro. ¿Por qué? Porque los sabores se asientan y las hierbas aromatizan todos los ingredientes. Además, está más sabroso si lo tomamos templado y no caliente para disfrutar de todo ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio