martes, 11 de diciembre de 2012

Pastel de arroz... sin arroz

Pastel de arroz
Pastel de arroz, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Pasarán muchos muchos años y seguirán gustándome como cuando los escuché por primera vez

Ingredientes:
- Dos huevos
- 125 gramos de mantequilla derretida
- 125 militros de leche entera
- 125 gramos de azúcar
- 125 gramos de harina (si es de arroz, tanto mejor)

Preparación:
Batimos los huevos y los echamos en un bol hondo apto para usar las varillas eléctricas. Ponemos el azúcar, la mantequilla y la leche y batimos a velocidad baja. Cuando esté mezclado, añadimos la harina y seguimos batiendo hasta que quede bien integrada.

Cogemos un molde rígido no desmontable y que aguante altas temperaturas (por ejemplo, pyrex o metal). Lo encamisamos: untamos con mantequilla y cubrimos con una fina película de harina. Si queremos, podemos poner una base de hojaldre, pero es opcional. Echamos la mezcla y lo ponemos en el horno, que habremos precalentado a 180 grados con calor por abajo. 

Lo tendremós unos 50 minutos hasta que cuaje y los últimos cinco pondremos también calor arriba para que dore un poco. Dejamos templar y lo desmoldamos. Otra opción es servirlo en el propio molde. Se puede tomar templado o frío... De las dos maneras está delicioso.

Comentarios:
En Bilbao hay tres dulces de toda la vida: la carolina, el bollo de mantequilla y el pastel de arroz. Este último, además de en las pastelerías, es muy fácil de encontrar en los bares porque la gente sigue apreciándolo mucho para el desayuno y para la merienda. Tiene muchos adeptos incluso entre los que no son nada golosos porque no empalaga. Su textura es suave y cremosa y, a veces, lleva una base de hojaldre fina que va rellena de la masa.

Su origen no está muy claro. Hay versiones que dicen que viene de una receta que trajeron los marineros de Filipinas, y otras que deriva de rellenar hojaldre con arroz con leche. Sea como fuere, lo cierto es que al principio se usaba harina de arroz para su elaboración y ahora apenas es así, conserva el nombre pero se usa la de trigo. Es muy sencillo de hacer y gusta mucho. En casa voló y el invitado se llevó la mitad porque le encantó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio