viernes, 18 de enero de 2013

Lentejuelas de enero

Ensalada templada de lentejas
Ensalada de atún, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Estoy en una de esas etpas en las que me da escuchar algo repetidamente. Esta vez son canciones en catalán. Y como tengo el día un poco naif os dejo ésta

Ingredientes:
- Un bote de lentejas cocidas 
- Unos ramilletes de brócoli fresco
- Un trozo de calabaza
- Aceite
- Sal
- Pimienta
- Unas cucharadas de agua (o caldo)

Preparación:
Para este plato podemos usar un bote de lentejas cocidas (cuanto mejor sea la marca, mejor será el resultado) o cocerlas nosotros en casa. Si optamos por la opción fácil, lo mejor será que las abramos, las  pongamos en un escurridor y las lavemos. Una vez hecho, las apartamos y seguimos con la receta.

Si preferimos ponernos manos a la obra, empezaremos por poner agua en una olla exprés, echarle la sal y el aceite que nos parezca (también podemos depositar una hojita de laurel, le dará un toque muy fresco) y llevarla al fuego. Añadiremos las lentejas y la taparemos hasta que coja presión. A partir de entonces la tendremos a fuego mínimo durante el tiempo necesario para que las legumbres cuezan sin deshacerse (eso depende de cada olla, pero serán unos siete minutos). Cuando están hechas, despresurizamos la cazuela y las escurrimos. Reservaremos.

Ahora queda la parte de las verduras. Dividiremos el brócoli en ramilletes de tamaño más bien pequeño y lo lavaremos. Luego, lo secamos con cuidado. Por su parte, limpiamos la calabaza y la cortamos en dados de tamaño medio. Ponemos una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite y echamos ambos ingredientes. Dejamos que se sofrían unos minutos y cuando empiezan a estar un poco tiernos, añadimos las lentejas cocidas. Es el momento de echar, también, un par de cucharadas de agua o de caldo, y la sal que necesite.

Se tiene que hacer todo junto a fuego medio entre tres y cinco minutos. El caldo debe evaporarse y tanto las verduras como las legumbres tienen que estar hechas pero enteras. Una vez conseguido, lo servimos espolvoreando pimienta recién molida por encima. También se le puede espolvorear perejil fresco, que ayudará a que absorbamos mejor el hierro de las lentejas. Servimos templado.

Comentarios:
Comer legumbres puede resultar muy divertido si tenemos un poco de imaginación. No hace falta hacerlas en el tipo cocido con chorizo, morcilla y demás. Las lentejas, por ejemplo, son muy combinables con todo tipo de vegetales. Su sabor suave ayuda a ello. Solo hace falta tener un poco de ganas y el cajón de las verduras lleno.

Yo generalmente las tomo con un sofrito de pimientos, cebolla y puerro. Sin embargo, reconozco que la calabaza y el brócoli le van espectacular. Incluso gustan a aquellos que no son muy 'verduleros', os lo digo yo... Por cierto, que le podemos dar un toque crujiente si en vez de añadir toda la sal cuando las salteamos, le ponemos una parte a la hora de servir, aunque lo mejor es que sea en escamas.

Por cierto, que si no os gusta el brócoli, combinar las lentejas cocidas es coser y cantar. Por ejemplo, podrían quedar muy bien con berenjena e, incluso, con boniato. ¿Y qué me decís si las hacemos en frío con un tomate de ensalada sin piel cortado en dados, una cebolleta picada fina y una fresca vinagreta con cilantro?

2 comentarios:

  1. Tienes un blog muy interesante y las fotos son muy chulas, estas lentejas se ven lujosas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio