jueves, 5 de septiembre de 2013

Verduras crudas de verano

Tartar de verduras con mejillones
Tartar de verduras con mejillones, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) Un poco de Sonorama 2013...

¿Quién dijo que comer verduras es aburrido? ¿O que no son para el verano? Aquí está el ejemplo de que no. Un plato fresco, lleno de vitaminas y súperfotogénico. Además, admite tupper (aunque se necesita nevera) y, por tanto, también se puede dejar hecho antes, un dato interesante para aquellos que comen en sus casas, pero tienen tiempo cero de cocinar. Solo hay que aliñarlo... y al plato. Ah, y es 'light'. Que no hay excusas vaya...

La lista del súper:
- Una bolsa de mejillones limpios y listos para preparar
- Un calabacín
- Seis champiñones (enteros o laminados)
- Un tomate grande
- Una zanahoria
- Un cuarto de cebolleta grande
- Medio aguacate
- Medio yogur natural
- Zumo de medio limón
- Una cucharada de mostaza de Dijon
- Perejil
- Sal
- Una cucharada de aceite
- Una hoja de laurel

Con las manos en la masa:
Lo primero que vamos a hacer es preparar los alimentos que necesitan un mínimo cocinado. En el caso de los mejillones, los ponemos a abrir en una cazuela con un chorro de agua y una hoja de laurel. Cuando estén, los escurrimos, les quitamos las cáscaras y reservamos.

Cogemos el calabacín y lo cortamos en dados no muy grandes. Cortamos los champiñones a cuartos de igual tamaño que el calabacían. Ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite y dejamos que se haga a fuego suave. Cuando esté cocinado, echamos un poquito de sal, retiramos del fuego y reservamos.

Ahora vamos con la preparación de los vegetales fríos. Pelamos el tomate (si es necesario, lo escaldamos para facilitar la labor), la zanahoria y la cebolleta, y los cortamos en dados de igual tamaño. Hacemos lo mismo con el aguacate, con cuidado para no desmenuzarlo con los dedos. Lo ponemos todo en un bol y espolvoreamos con perejil fresco picado.

Una vez todos los ingredientes están fríos y frescos, los mezclamos y preparamos el aliño. Para ello, mezclamos el medio yogur natural con la mostaza, el zumo de limón y una pizca de aceite. Podemos servirlo por separado para que el comensal se aliñe a su gusto, o mezclarlo todo en el bol y servir ya en cuencos.

Notas al pie:
Como ya he dicho, esta receta puede prepararse con antelación o llevarse en tupper, pero para ello, hay que evitar aliñarla. La salsa es mejor añadirla en el momento en que nos lo vayamos a comer para que no se quede feo ni las verduras y el yogur suelten demasiado jugo y quede 'aguado'.

La receta original es obra de la modelo Miriam Pérez. La colgó hace unos días en su blog en una entrada muy divertida. Me pareció algo tan sencillo y natural que no tardé ni dos días en replicarla, pero yo decidí añadirle algo de proteína para hacer de ella un plato completo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio