viernes, 4 de julio de 2014

Pimientos caníbales

Pimientos rellenos de tofu y verdurasPimientos rellenos de tofu y verduras, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
(*) No os veré en directo, pero me conformo con este disco... Yeah!

No todo iban a ser postres en este blog... En el fondo, comemos mucho más sano de lo que parece. Nuestro menú diario se parece más a esta receta que a la de los cupcakes. Nos cuidamos bastante. Y en el último año he aprendido mucho a cocinar con pocas grasas. Este plato es uno de esos 'de nuevo cuño' en mi recetario particular. Y es muy resultón. Además, es muy visual y llama la atención sobre la mesa. Qué más se le puede pedir... Ah, sí, que esté bueno, pero eso sobra decirlo, que a mí me gusta comer cosas ricas.

La lista de la compra:
- Dos pimientos grandes
- Un paquete de tofu
- Media rodaja de calabaza
- Media cebolla (roja o blanca)
- Un puerro pequeño
- Un cuarto de un calabacín pequeño
- Sal
- Pimienta
- Aceite

Con las manos en la masa:
Limpiamos los pimientos, les cortamos la parte de arriba como si fuera una boina y limpiamos su interior de pepitas. Los rociamos con aceite y sal y los ponemos en un fuente apta para horno junto a las 'txapelas'. Los dejamos hacerse durante una media hora a 180 grados. Ojo, dependiendo del horno tardarán más o menos. Cuando estén tiesos pero hechos y con la piel arrugadilla, los sacamos y reservamos.

Mientras tanto, cortamos los vegetales y el tofo en dados de tamaño similar. Ponemos una cucharada de aceite en una sartén y empezamos a hacerlos. Primero echamos la calabaza, y cuando lleve un par de minutos, añadimos la cebolla. Dejamos que se haga un poco y cuando la cebolla cambie de color, añadimos el calabacín y el puerro. Sofreímos todo junto hasta que esté casi hecho y en el último monto añadimos el tofu.

Seguimos con la sartén a fuego medio. Añadimos sal y pimienta al gusto y seguimos cocinando hasta que el tofu y las verduras comiencen a dorarse. En ese momento, retiramos del fuego. Separamos el relleno en dos partes y una de ellas la trituramos con la batidora (si es muy espesa, añadimos unas gotas de agua). La otra la dejamos entera.

Es el momento de rellenar los pimientos. Ponemos una capa de la farsa triturada, aproximadamente hasta la mitad, y luego encima, la farsa sin triturar hasta el borde. Colocamos la boina del pimiento, rociamos con un poco de aceite y pimienta, y servimos templado.

Nata al pie:
Se trata de una receta muy apropiada para comer o cenar. Incluso la podemos dejar hecha y darle un último golpe de calor antes de servir. Queda muy vistosa en la mesa y su sabor no decepciona. Resulta sabrosa y conquista hasta a los poco amigos del tofu.

También es ideal para quienes se preocupan mucho por lo que comen a diario y se cuidan. Aporta carbohidratos limpios, pocas grasas y proteínas. Aunque si no te preocupa mucho este aspecto, también se le puede añadir queso rallado en el último momento y gratinarlo al horno. Queda delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio