viernes, 1 de febrero de 2013

Torre de berenjena, tomate y cebolla

Berenjena con tomate y cebolla al horno
Berenjena con tomate y cebolla al horno, originalmente cargada por farandwell.

Música para acompañar (*)
Edward Sharpe & The Magnetic Zeros – Man on Fire
(*) Una de esas canciones para coger carretera y manta...

Ingredientes:
- Una berenjena grande
- Dos tomates grandes
- Una cebolla grande
- Sal
- Aceite
- Orégano o hierbas provenzales (opcional)

Preparación:
Escaldamos los tomates en agua a punto de hervir durante un minuto. Luego, los pelamos y los cortamos en rodajas. Esto último podemos hacerlo a pulso y cuchillo, o con ayuda de una mandolina. Lo ideal es que nos queden entereas y finas. Reservamos.

Lavamos la berenjena y la loncheamos como el tomate. Echamos un poco de sal y dejamos escurrir entre diez minutos y una hora. Luego, la secamos con papel de cocina y la reservamos. De este modo, conseguimos que suelte el agua sobrante y pierda amargor. Por último, pelamos la cebolla y la cortamos en aros con la mandolina.

Cogemos una fuente resistente al horno donde vamos a montar el plato. La untamos con un poco de aceite y empezamos a hacer capas que cubran el fondo: una de berenjena, una de tomate, una de cebolla, un poco de sal, especias (opcional, yo no le eché) y, si queremos, un poquito de aceite; y así sucesivamente hasta hacer una torre o que se nos acaben los ingredientes.

Entonces, lo metemos en el horno previamente calentado. Ponemos 180 grados por ambos lados y dejamos que se haga todo junto. Nos llevará entre quince y veinte minutos aproximadamente. Si vemos que no coge color por arriba. Podemos poner un poco el grill. Pero ojo, no tiene que quedar hecho puré por exceso de horneado. Servimos caliente.

Comentarios:
Soy muy fan de la berenjena, así que cualquier receta que la lleve ya me tiene conquistada. Ésta es muy parecida a la lasaña 'farsa monea' que publiqué hace unos meses. La ventaja que tiene es que es muy ligera y es ideal para las cenas. Yo la utilicé en la fase de desintoxicación turronera. Ahora bien, también es un excelente acompañamiento para carne a la plancha o a la parrilla.

Se hace en nada de tiempo, por lo que no nos podemos quejar, e, incluso, resiste el tupper, aunque según pasan las horas, las verduras sueltan su agua y pierde un poco de textura. Si la servimos como plato único, podemos acompañarla de una buena y espesa salsa de queso para darle un poco más de enjundia, aunque entonces ya será menos 'light'.

Por cierto, también podemos hacer esta receta en moldes individuales de más o menos altura según nuestros gustos. Esto, además de facilitar la labor de servir, queda muy vistoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú... ¿ya lo probaste?

Post nuevo Post antiguo Inicio